Opinión

La estrategia de Bayer
en México

 
1
 

 

Bayer (Bloomberg)

Tres veces ha sido asignado Stephan Gerlich a Bayer en México: en 1986, cuando atestiguó la devastación de los terremotos; en 1994, cuando terminaba el convulso sexenio de Carlos Salinas; y a partir de 2014, cuando fue nombrado director general de la filial que aquí vende cerca de mil millones de euros. Esta será su última asignación internacional previa a su jubilación. Y tres son también los pilares de su estrategia.

Poderosos los tres, pero el segundo sumamente revelador. Veamos.

Su prioridad estratégica es la atracción de talento del más alto nivel. No es una tarea sencilla, pero la empresa alemana lo ha logrado a cabalidad con sus dos mil 500 empleados divididos en tres secciones: manufactura, ventas y administración. En adición, Gerlich quiere meter a varios ejecutivos mexicanos a un selecto grupo de 450 individuos que controlan Bayer como corporación desde Alemania.

La segunda columna es quizás el más original: la seguridad de su gente. Bayer contabiliza los accidentes de tráfico en que se ve involucrado su personal, por pequeños que sean, y tiene metas específicas para reducirlos. Gerlich se preocupa incluso por las chapas de la casa de sus colaboradores, o por sus sistemas de video vigilancia. ¿La meta? Lograr que los miembros de la familia le digan a quien trabaja en Bayer: en esta empresa sí se preocupan por ti.

El tercer pilar es la eficiencia, algo obligatorio en una empresa que vende 11 mil millones de euros al trimestre globalmente y que recientemente terminó una reestructura que le dejó con tres divisiones de negocio: healthcare (farma), cropsciences y consumer health (OTCs, o medicamentos de venta libre en mostrador, como Aspirina). La reestructura fue profunda: Bayer se deshizo del negocio de materiales y lo colocó en la bolsa de Fráncfort bajo el nombre Covestro. Ahora es una empresa ciento por ciento dedicada a las ciencias de la vida.

A partir de enero Stephan Gerlich instrumentará una acción poco común en México: la plantilla laboral gozará de flex time. Esto implicará que habrá un horario obligatorio en oficina de las 9:00 a.m. a las 2:00 p.m., aproximadamente. Por lo demás, los empleados podrán trabajar en Starbucks, en su casa, o donde les plazca.

Bayer tiene una ubicación privilegiada en México, con un centro corporativo al que le acaba de invertir 600 millones de pesos en Polanco y un centro de distribución en Lerma.

Terminó la era en la que Bayer dejaba en México a un director general por lustros.

Esta es una empresa totalmente refrescada, flexible y de altas capacidades, que basa su nueva estructura organizacional en la similitud del 70 por ciento que existe entre la secuencia del genoma de las plantas, los seres humanos y los animales.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Mexicanas al grito de guerra
El debate sobre una nueva bolsa de valores en México
Esta es la generación del terrorismo