Opinión

La escoba de Castillo

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, pidió ayer que Alfredo Castillo salga de Michoacán pues ha cumplido ya su función como comisionado especial.

Barbosa tuvo palabras de reconocimiento para la labor de Castillo pero, dijo, ya es tiempo de que las autoridades locales se encarguen de la marcha del estado, incluida desde luego la seguridad.

Aunque no lo dice abiertamente, Barbosa teme que si Castillo se mantiene como comisionado para enero o febrero próximos, influirá en la elección de gobernador que se realizará en julio de 2015.

Es una posibilidad, desde luego, pero la pregunta de fondo es si Castillo ya cumplió con la ruta trazada desde la Presidencia de la República o le falta, como el mismo dijo, “la cereza del pastel’’, es decir, la captura de Servando González alías La Tuta.

Es cierto que se ha contenido en buena medida la violencia en Michoacán, pero aún no se ha erradicado por completo la presencia de Los Templarios que siguen cometiendo delitos.

Se han obtenido bajas importantísimas y casi se ha descabezado a la dirigencia de Los Templarios.

Y si bien la casa ha sido barrida, la escoba aún no llega a los rincones de la política local que está llena, a decir de los propios ciudadanos, de infiltrados.

Mientras la limpieza no alcance a los grupos económicos y políticos que no sólo permitieron, sino que alentaron por conveniencia propia a la delincuencia organizada, Castillo no podrá decirle a Michoacán: misión cumplida.

* * * *
¿Cómo andarán las cosas en el PRD de Puebla que unos 60 consejeros estatales solicitaron la expulsión de la diputada Roxana Luna Porquillo, la misma que organizó la manifestación en la que perdió la vida un adolecente y luego utilizó la tragedia con fines políticos.

Los consejeros perredistas acusan a la diputada de ser una veleta, que lo mismo le levanta la mano a un candidato a presidente municipal del PRI en Cholula, que se involucra en el cobro de “moches’’ –así está publicado en el desplegado de ayer– a presidentes municipales.

Los perredistas poblanos pidieron la expulsión de la legisladora, que había prometido un “Atenco’’ en el estado, porque al final de cuentas consideraron que más que bien la señora le hace mal al partido.

Y eso que Luna Porquillo se asume como “luchadora social’’. No, pues sí.

* * * *
El PRD sigue insistiendo en el aumento al salario mínimo “pero ya’’, sin que ello, dicen, tenga que ver con fines electorales.

Ayer el presidente del partido, Jesús Zambrano, rechazó que el incremento al salario mínimo haya sido una “ocurrencia’’ del jefe de Gobierno del Distrito Fedearl (DF), Miguel Ángel Mancera, a pesar de que los organismos cúpula del sector empresarial y los dirigentes de las centrales obreras pactaron el fin de la discusión.

Zambrano se ha mantenido en el monólogo del aumento al mínimo, cuando su partido está a tres semanas de elegir a quienes serán los integrantes de un Consejo Nacional que a su vez deberá elegir a la nueva dirigencia nacional perredista.

Y como se ve, las presiones han de estar a todo lo que dan porque los grupos o tribus perredistas pelean con todo su parcela de poder que le corresponde, con la mirada fija en las elecciones intermedias de 2015 en la que se elegirán a los 40 asambleístas del DF –más 20 pluris–, a los 16 delegados y a los 30 diputados federales.

Y como ya se sabe que el DF es el bastión del sol azteca, no quieren que los agarren desprevenidos.

Pero el asunto del aumento al mínimo, es un tema superado.

Twitter: @adriantrejo