Opinión

Entrevista laboral, entre el talento y el pasajero temporal

 
1
 

 

Entrevista laboral. (www.imujer.com)

Dicen los que saben que cuando se realiza una entrevista laboral a un potencial nuevo colaborador de nivel directivo, ésta debe convertirse en una conversación sobre futuros alternativos, tanto de la corporación, como del entrevistado, y alejarse de un mero proceso de obtención de información disponible en otros canales o espacios de interacción.

Es la manera de reaccionar a determinadas preguntas, la forma como elaboran sus respuestas, la construcción de sus argumentos y la claridad de conceptos especializados, lo que ofrece elementos para confirmar que ese individuo es el candidato correcto para la función que se busca cubrir.

Tratar de distinguir en qué se puede convertir una empresa con el ingreso de ese nuevo directivo no siempre es tarea fácil, pero es común que se procure tal distinción a partir de tres preguntas muy comunes:

1.- ¿Qué es justo decir que traes a la mesa para esta corporación?

Nótese que no es qué debemos esperar que hagas, sino qué “set” de habilidades y conocimientos tendrá la empresa a su disposición para sus fines corporativos. Si el entrevistado tiene claras sus potenciales aportaciones, es menos complejo proyectar el resultado esperable con su participación. Si no lo tiene claro, se eleva el riesgo de expectativas diferenciadas.

2.- ¿Por qué tú y no algún otro también calificado para el puesto?

No es inusual que la pregunta incomode al interlocutor en cierta forma, pero eso lo obliga a verbalizar la diferenciación que percibe de sus propias capacidades y permite que siga compartiendo su entendimiento de la organización y/o del momento por el que está pasando.

3.- ¿Qué quieres hacer con tu vida? Así, abierta. Si el interlocutor pide precisar si se trata de una pregunta respecto de su vida profesional o personal, le pediré que desarrolle ambas. Si no distingue, observaré el orden en el que elabora su respuesta. Hay muchos entrevistados que intencionalmente evitan compartir aspectos de su vida personal y, si bien el foco tiene que estar en sus capacidades, es importante identificar respetuosamente aspectos que pudieran intervenir negativamente tanto en su desempeño, como en su permanencia armónica dentro de la organización.

Como en otros ámbitos de la actividad empresarial, en el reclutamiento se prueba que el esfuerzo nunca es proporcional al resultado. En ocasiones es relativamente fácil encontrar buenos candidatos para una determinada posición y en otras es terriblemente complicado. Hay circunstancias donde uno cree que eligió bien y no pasa mucho tiempo para empezar a dudar del nuevo colaborador.

A lo que toda empresa aspira es a tener el mayor número de candidatos de calidad posibles, una oferta competitiva para atraer talento y no sólo capacidad y disposición y, sobre todo, un tercer ojo para poder distinguir entre aquellos candidatos que se convierten rápido en carga y lastre, de aquellos que realmente llegan a aportar valor a la organización.

EN AGENDA…
Cuando el panorama empresarial se nubla, el ánimo tiende a decaer.

Por ello, resulta atractivo el lanzamiento de “El éxito más allá de la crisis”. Un evento abierto dirigido a jóvenes en ascenso, profesionistas independientes, directivos y empresarios –con sus familias– que se llevará a cabo el próximo 18 de febrero en el Centro de Convenciones de San Luis Potosí. Tendré el gusto de converger en el escenario con dos elocuentes conferencistas: Pepe Elizondo de Monterrey y Miguel Baigts de la Ciudad de México. Este es el primer evento de una serie titulada #triálogosparacrecer a desarrollarse en 2016 en distintas ciudades del pujante Bajío.

El autor es empresario y conferencista internacional.

Twitter: @mcandianigalaz

También te puede interesar:
Dirigir en momentos de tormenta perfecta
Año nuevo, plan nuevo: Tres acciones comerciales necesarias en la empresa rentable
La empresa en 2016: lo que anima, lo que complica y lo que espanta