Opinión

¿La emigración está empeorando la situación de Portugal?

 
1
 

 

Bandera Portugal

Estuve en Portugal esta semana en una conferencia en memoria del economista Jose da Silva Lopes e hice un poco de tarea sobre los terribles momentos que el país ha padecido recientemente. Lo que captó mi atención especialmente fue la movilidad laboral.

Solíamos pensar que alta movilidad laboral era algo bueno para las uniones monetarias, pues permitiría que la economía general se ajustara a los impactos asimétricos, moviendo a los trabajadores de un lado a otro en lugar de tener que recortar salarios en las zonas atrasadas.

Pero ¿qué hay respecto de la base fiscal? Si los malos ratos causan que los trabajadores de un país se vayan masivamente, ¿quién pagará el servicio de su deuda o se ocupará de sus jubilados?

Es fácil ver cómo un país podría entrar en una espiral de muerte demográfica. Empecemos con un nivel alto de deuda. Si la fuerza laboral se achica por la emigración, se requerirá impuestos más altos para los que se quedan, que podría implicar más emigración. ¿Qué tan realista es esta posibilidad? Depende de tener una carga de deuda suficientemente grande y otros gastos obligatorios. También de la elasticidad de la población en edad de trabajar respecto a la carga impositiva, que a su vez está supeditado a la situación económica subyacente _ ¿hay una demanda de mano de obra con fuerte pendiente negativa o es altamente elástica? _ y de factores como la disposición de los trabajadores a mudarse, que tiene que ver con la cultura y el idioma.

Portugal, con su larga tradición de emigración pudiera ser más vulnerable que la mayoría de los demás países europeos, pero no tengo idea de si realmente está en esa zona. Una cosa que uno podría preguntarse es si una unión monetaria marca alguna diferencia. ¿Los impactos adversos no pueden producir emigración y una espiral de muerte independiente del régimen monetario?

Sí, pero con un tipo de cambio flexible los impactos adversos causarán depreciación y una caída en los salarios reales; con una unión monetaria producirán desempleo por un periodo prolongado o hasta que la devaluación interna restaure la competitividad. Lo que he visto indica que la migración es más sensible al desempleo que a los diferenciales salariales. Ahora, es cierto que la emigración en una economía que tiene un desempleo masivo no reduce inmediatamente la base fiscal, pues el trabajador marginal no habría estado empleado, pero prepara las cosas para un deterioro a más largo plazo. Pese a todo esto, Lisboa es muy encantadora y atrae muchos turistas, lo cual seguramente ayuda a la economía.

Twitter:@NYTimeskrugman

También te puede interesar:

¿La geografía es la raíz de la crisis de Puerto Rico?

Ha llegado el momento de la verdad para Europa

Grecia no tiene por qué terminar en un “Estado fallido”