Opinión

La elección más importante

  
1
   

  

Trump

Para México la elección más importante es la que ocurrirá en Estados Unidos. Ya de por sí el vivir junto a la nación más poderosa del mundo (en materia económica, militar, de poder blando, como guste) es difícil, pero puede hacerse virtualmente imposible si el elegido en noviembre próximo resulta ser el señor Donald Trump.

Como usted sabe, para obtener la nominación del Partido Republicano este heredero y actor de realities decidió construir un discurso inconexo pero que tiene algo para cada pequeño grupo de ciudadanos estadounidenses, especialmente aquellos que se sienten maltratados por el sistema político, por la razón que sea. Así, ha lanzado mensajes que son incoherentes en el conjunto, pero que escuchados de forma independiente son atractivos para estos votantes. Con eso le ha alcanzado para ser el virtual candidato republicano.

Aunque esas propuestas son imposibles de cumplir, porque son incoherentes, es decir contradictorias entre sí, algunas han tenido más eco que otras. Entre ellas, muchas que nos resultan dañinas, desde la idea de construir un muro en la frontera hasta dar por terminado el TLCAN, pasando por intervenir en el flujo de remesas o elevar aranceles, entre otras cosas. La mayor parte de estas ideas son impracticables, sea porque no corresponden al Poder Ejecutivo en Estados Unidos o porque invaden el ámbito privado, pero algo tendría que hacer este personaje para cumplirle a sus votantes en caso de ser elegido, y no será nada bueno para nosotros. Me parece incluso que antes de que haga nada, las expectativas serán suficientemente negativas como para resultarnos costosas.

Pero, como decíamos, eso depende de que gane la presidencia, y para ello tiene primero que ser el candidato Republicano. Esto parece ya un hecho, pero la aduana que hay que cruzar es la Convención del partido, que ocurrirá entre lunes y miércoles próximos. Buena parte de los más distinguidos republicanos se ha disculpado, porque no piensa respaldar a Trump siendo parte de esa Convención. Incluso la designación de vicepresidente se le ha complicado al heredero porque sólo los más extraños y extremos republicanos están dispuestos a ir en la boleta con él.

Aunque ya hemos visto que las encuestas tienen problemas para medir la opinión pública, debido en buena parte a la diferente forma de tomar decisiones de la sociedad, hasta ahora la diferencia entre Trump y Hillary Clinton sigue siendo muy grande. Nate Silver, el más famoso pronosticador de la última década asigna 70 por ciento de probabilidad a Clinton de ganar la presidencia, con más de 200 votos electorales (recuerde que en Estados Unidos la elección es indirecta). Eso no significa que Hillary vaya a obtener 70 por ciento de los votos, sino que su probabilidad de ganar es muy alta. En cuanto al porcentaje de votación, Silver lo estima por ahí de 54 por ciento, que sigue siendo una considerable diferencia.

Sin embargo, debido a la gran transformación que viven las sociedades en los últimos años, no creo que tengamos garantizada la derrota de Trump. Hillary Clinton tampoco es una candidata muy atractiva. Es más, si en lugar de ser Trump el candidato republicano fuese cualquier otro, Clinton muy probablemente iría camino a la derrota. Ya en otra ocasión comentamos que la caída en aprobación de los grandes partidos es un fenómeno global.

Pero en Estados Unidos tendrán que escoger entre esas dos opciones, y hasta el momento, Trump parece menos presentable que Clinton. Ojalá así siga, y ojalá la Convención Republicana de la próxima semana signifique un primer paso en su espectacular derrota. Al menos eso esperamos desde acá.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Sin rumbo claro
Amenaza seria
Ajustando rumbo