Opinión

La educación es buen negocio

Para darle enfoque y propósito a tu negocio, una opción puede ser dedicar el tiempo de la empresa y sus equipos a una causa social como programas de apoyo a la niñez y la educación; diferentes firmas de Virgin Group han dado pasos que ayudan a comunidades y cambian la vida de sus empleados.

Si eres un emprendedor que está lanzando un negocio y quieres superar a tus competidores, ¿han considerado tú y tu equipo realizar trabajo voluntario para ayudar a escuelas locales?

Quizá suene extraño que yo promueva esa acción, considerando que dejé la escuela a los 16 años para establecer mi primer negocio. Pero como he escrito antes, crear una compañía exitosa gira en torno a forjar una comunidad y la educación es a menudo un medio grandioso para hacer el bien mientras se hacen negocios.

Sin embargo, ésta no es un área donde simplemente puedas lanzarte. Es imperativo que el proyecto que propongas esté profundamente vinculado con la misión de tu empresa y el sentido de propósito que impulsa a tus empleados durante el día laboral.

Si no estás seguro sobre el propósito de tu negocio, excepto hacer dinero, podría ser momento para cambiar tu enfoque. Las compañías que sobreviven y prosperan a largo plazo tienen interacciones más significativas con sus clientes que simplemente realizar transacciones; las empresas grandiosas son lugares donde se resuelven problemas y se mejoran vidas. Un sentido de misión ayuda a esas empresas a mantener en la mira el panorama más grande.

Pudiera ser que desarrollar un proyecto para apoyar los esfuerzos educativos locales o internacionales quizá te ayude a trazar un mapa de lo que te gustaría que lograra tu compañía a largo plazo. Estaba pensando en eso el otro día, cuando estuve en Londres viendo a mi hija Holly, quien fue coanfitriona del primer We Day de Gran Bretaña, que celebraba los logros de los 12 mil escolares que asistieron, quienes ganaron sus boletos a través de su trabajo voluntario.

El evento fue planeado por Free the Children, una organización fundada por Craig Kielburger en 1995, cuando convenció a 11 amigos de la escuela de unírsele en una cruzada contra la mano de obra infantil. Se había sentido inspirado por la historia de Iqbal, un niño trabajador paquistaní que escapó de una fábrica de alfombras donde había sido mantenido como prisionero y luego captó la atención mundial al hablar en pro de los derechos de los niños. Iqbal fue asesinado por sus esfuerzos.

El sencillo llamado a la acción de Craig resultó efectivo para atraer a bordo a nuestro personal. “Liberemos a los niños de la pobreza. Liberemos a los niños de la explotación. Liberemos a los niños de la idea de que son impotentes para producir un cambio”.

Nuestra aerolínea Virgin Atlantic entró en asociación con Free the Children en 2009, lo que nos ayudó con nuestros objetivos de apoyar al cambio sustentable a largo plazo en los destinos a los que volamos. Hemos usado la red de la compañía para acercarnos a escuelas en toda Gran Bretaña y alentar a los niños a involucrarse. Los eventos de recaudación de fondos de los empleados han financiado esfuerzos de Free the Children en comunidades en India, Ghana y Kenia, mejorando los suministros de agua dulce, construyendo escuelas y alentando a los jóvenes a comer bien, ejercitarse y estudiar duro.

En este caso, mucha de la participación de Virgin supone recaudar fondos y despertar conciencia, lo cual involucra a nuestro personal en todo tipo de actividades, desde unirse a eventos de natación patrocinados hasta recolectar el cambio suelto de los pasajeros en los vuelos. Hemos podido recompensar a algunos empleados con viajes para conocer las aldeas en transición y ha sido maravilloso ver cómo marcar una diferencia en la vida de los niños une a nuestra gente.

En Sudáfrica, Virgin Active ha estado involucrada muy directamente. Está trabajando con tres escuelas en los vecindarios más difíciles de Ciudad del Cabo, ofreciendo equipo de gimnasio, entrenamiento sobre la manera de usarlo y apoyo continuo para los programas deportivos escolares.

Este proyecto se enlaza directamente con la misión más grande de Active de mejorar la salud de la gente, y por ello los empleados de nuestro club han podido añadirlo fácilmente a sus cargas laborales cotidianas. Los gerentes del club han logrado un beneficio, al dar a sus estrellas en desarrollo tareas interesantes fuera de sus áreas habituales de responsabilidad. También han reclutado a talento brillante entre las filas de los alumnos de último año de las tres escuelas, y un exestudiante ya se está capacitando para ser instructor de acondicionamiento físico.

De manera similar, Virgin Money, nuestro banco, está financiando proyectos integrales, que ayudan a las escuelas a educar a niños en los aspectos básicos del emprendedurismo. Está Fiver, que es una competencia de un mes, y Make 5 Grow, que opera todo el año. Los empleados de Virgin Money van a las escuelas a ayudar a dirigir los programas, creando por tanto un increíble involucramiento del personal y forjando lazos con la comunidad. El banco presta a las escuelas el dinero para cada alumno, quien luego trata de usarlo para crear un negocio. Al final del mes, los niños devuelven el dinero, mientras que sus escuelas se quedan con las utilidades.

Estos son solo unos cuantos ejemplos de formas creativas de involucrarse con las escuelas. Cada enfoque debería ser diferente, hecho a la medida de los objetivos de cada empresa en particular y los talentos del equipo. El meollo es que las relaciones son lo que importan. Cuando la gente aprende que puede confiar en tu compañía trabajando con tus empleados mucho tiempo antes de que necesiten comprar algo, tu empresa está en el camino del éxito.