Opinión

La diversificación de la subsidiaria de ICA

 
1
 

 

Oma

En este espacio le hemos contado de la evolución en la mezcla de ingresos de los grupos aeroportuarios. Aunque su core business está relacionado con las tarifas por aterrizajes, despegues y todo lo inherente al tema aeroportuario, cada vez cobran más fuerza la división comercial –rentas de locales- y otros segmentos.

Es el caso de Grupo Aeroportuario del Centro-Norte (OMA), subsidiaria de ICA, donde su negocio no aeroportuario ya significa entre 30 y 35 por ciento de sus ingresos totales.

¿Por qué? Además de las rentas que recibe por locales comerciales en los aeropuertos que opera, como los de Acapulco y Monterrey, la firma tiene dos hoteles –un NH Collection en la CDMX y un Hilton en Monterrey–, también participa en parques industriales y de logística de carga. Al primer semestre de 2017 estos negocios le dejaron una facturación de 259 millones de pesos.

Pero la empresa que preside Diego Quintana va por más. Buscará que su negocio no aeronáutico signifique al menos 50 por ciento de sus ingresos totales hacia 2019 o 2020.

Quintana y su equipo ven muy alcanzable la meta, en la medida en que incorporen nuevos proyectos. Un hotel adicional que les dejará unos 100 millones de pesos al año los acercaría al objetivo.

El interés por equilibrar sus ingresos hace todo el sentido.

El negocio no aeronáutico tiene un margen de flujo operativo superior al aeronáutico. Quiere ‘volar’ más alto en rentabilidad.


¿MIGUEL ALEMÁN EN RADIO CENTRO?
Todos los que conocen el negocio de la televisión saben que la principal inversión para echar a andar un canal tiene que ver con la infraestructura y la producción de contenido.

Grupo Radio Centro, de Francisco Aguirre, debe pagar 426 millones por la concesión de una frecuencia para el Valle de México. Pero luego debe invertir bastantes cientos de millones más para lanzar el canal. El problema es que la caja de Grupo Radio Centro está lejos de tener esos recursos. Por eso, en círculos empresariales se habla cada vez más de la posibilidad de que Aguirre venda el grupo radiofónico nada menos que a Miguel Alemán Magnani, con objeto de obtener recursos para poner en marcha la TV. Se dice que la operación estaría por arriba de los 400 millones de dólares. No le quite el foco a estos empresarios.


VUELA MÁS ALTO
Quien ya cosecha los frutos de la estrategia que emprendió a inicios de este año es Andrés Fabre, CEO de Aeromar. En los primeros siete meses de 2017 el excapitán de Aviacsa logró subir 28 por ciento más pasajeros a la aerolínea, comparado con igual lapso de un año antes.

Si usted recuerda, entre otras iniciativas el ejecutivo emprendió la renovación de la flota de aviones de la línea aérea, una mayor comunicación con sus clientes –vía programas de lealtad y promociones especiales–, además de la diversificación del pasaje, al considerar ahora el de placer.

De hecho, en su publicidad ya se vende como aerolínea que conecta destinos de playa en temporada baja.

El crecimiento logrado en lo que va de 2017 resalta más si se compara con el alza de apenas 7.0 por ciento en tráfico que logró Aeromar entre abril de 2016 e igual mes de 2017.

Desde luego que el reposicionamiento de la empresa puede acelerarse con la capitalización de los 100 millones de dólares por parte de Synergy. ¿Volará más alto?

También te puede interesar:
El CEO que conquistó la cima de la BMV
100 años de surtir recetas
Vende menos en México por Trump

: