Opinión

La decisión de Mancera

1
   

    

Miguel Ángel Mancera. (ilustración)

El jefe de Gobierno acertó al anunciar desde ahora su candidatura presidencial, pues demuestra que aprendió de los comicios del domingo 7 y no se amilanó con los resultados.

Mancera se posiciona como un político echado para adelante. Se puso al tú por tú con López Obrador.

No se asustó con los malos resultados del PRD en el DF, ni se plegó a López Obrador que obtuvo el triunfo en la capital.

Es un momento difícil para el jefe de Gobierno, pero el derrotado en las elecciones fue el PRD de Iguala, el PRD dividido, el PRD pusilánime que no se atreve a actuar contra los caballos de Troya que tiene adentro.

Ahora tenemos a un Mancera dispuesto a enfrentar a López Obrador, y no a un oportunista que se suma al ganador de los comicios en el Distrito Federal.

Algunos verán como un escándalo que después de perder las elecciones Mancera se lance al ruedo por la candidatura presidencial. La pasividad ante los resultados adversos habría sido una carta blanca para que López Obrador se moviera como amo y señor del DF.

Aquí va a tener un contrincante, no un súbdito, como fue Ebrard.

Se quiere dar la impresión de que aquí perdió Mancera, lo que no es así. Perdió el PRD contaminado de corrupción y lazos con el crimen organizado, que tendrá que sacudirse si quiere seguir siendo protagonista.

Así como vemos a un Miguel Ángel Mancera echado hacia adelante, y no en retirada, es posible que pronto lo veamos corrigiendo errores que nacieron de la ingenuidad política o de la buena fe en quienes no se lo merecen.

En las elecciones los grupos afines a René Bejarano trabajaron para Morena. Dentro del gobierno del DF aprovecharon recursos e infraestructura para apoyar a los candidatos de López Obrador y no del PRD.

Los Chuchos no son plenamente confiables, pues lo mismo hacen como que trabajan para Mancera, como lanzan guiños a otros aspirantes sin partido, cartuchos quemados algunos, pero no se deciden a apostar por el jefe de Gobierno.

Si no les gusta, me voy como independiente, le acaba de decir Mancera al PRD. Y la respuesta del líder perredista, Carlos Navarrete, ha sido de apoyar al jefe de Gobierno. Así se hace.

Seguramente veremos a un Mancera que va a soltar lastre. Es decir, deshacerse de personajes en su gabinete que no aportan a la gobernabilidad de la capital, que no suman nada a su administración y sí, en cambio, trabajan para el adversario político: López Obrador.

Es posible que a partir de ahora tengamos un jefe de Gobierno mucho más enérgico contra la corrupción de sus antecesores. Y mucho más político para gobernar con una Asamblea en contra.

El PRD tendrá que decidir si acompaña a Mancera en su decisión. Con determinación, sin lastres y sin ambages.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
¿Colima por Padrés?
La soberbia derrotará a AMLO
Le tienden la cama al gobierno