Opinión

La contaminación somos todos

10 febrero 2014 5:16 Última actualización 23 julio 2013 5:19

 
 
 
Leticia Armenta Fraire



 
En las últimas semanas se escucharon declaraciones del gobierno del Distrito Federal respecto a su análisis y posibles medidas para aminorar las condiciones ambientales en la Ciudad de México.
 

Los automóviles nuevos dejarán de circular al menos un día de la semana como parte de las modificaciones al programa Hoy no circula de la Ciudad de México, declaró la secretaria del Medio Ambiente.
 
 

Los vehículos último modelo obtienen fácilmente los hologramas doble cero o cero lo que les permite movilidad por la ciudad diariamente; de acuerdo a la secretaria, de estos motores proviene el 50% de las emisiones contaminantes que afectan a la capital. Esto 'orilló' a la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del DF a determinar que a partir de 2014 todos los autos, independientemente del holograma o modelo, tendrán que dejar de salir a las calles al menos un día por semana.
 
 
En la actualidad existen en el DF y su zona conurbada 5 millones 25,000 autos, cifra que incrementa año con año.
 
 

Según las declaraciones, con esta modificación al Hoy no circula también pretenden reducir el número de automóviles en la ciudad, desalentando la compra de unidades nuevas; de acuerdo a la funcionaria la extensión del programa estaba basada en 'datos duros'.
 
Sin duda la toma de decisiones requiere de información confiable y oportuna; sin embargo, no es suficiente contar con información puesto que el análisis de la misma determinará, sin lugar a duda, la toma de decisiones correcta.
 
 
El gobierno del Distrito Federal está en una encrucijada puesto que necesita dar respuesta a un grave problema ambiental que a lo largo de los últimos cincuenta años se ha gestado. Lamentablemente ha esgrimido soluciones que probadamente han demostrado su ineficacia para resolver el problema planteado desde su inicio en 1989; por el contrario, tales soluciones, han probado ser origen de un mayor y grave problema de congestionamiento.
 
 
El problema de la contaminación del Valle de México es un tema complejo que amerita revisar distintas aristas del mismo. De allí que las soluciones simplistas para salir del paso y dar oportunidad a que el siguiente jefe de gobierno tome decisiones difíciles se vuelve atractivo. El problema, sin embargo, tiene un solo origen, así es que si los datos duros con los que cuentan las autoridades fueran revisados profunda y analíticamente podrían atender este problema de raíz y dar pasos a la solución efectiva sin generar soluciones poco analizadas que generan nuevos y mayores problemas que los que buscaban solucionar.
 
 

La ciudad necesita urgentemente definir un gran plan ambiental que por supuesto excede con mucho al Hoy no circula. Programa que desde que inició analistas experimentados alertaron el efecto perverso que tendría. Sólo porque las autoridades no evalúan la reacción del público ante ese tipo de medidas de corta mira.
 
 
El ciudadano buscará como resolver su problema de transporte cuando tenga que detener su vehículo; lo más probable es que adquiera otro vehículo más y por supuesto que no compre uno nuevo sino que busque hacerse de un segundo o tercer auto para cubrir el día que las autoridades con gran miopía pretenden que el ciudadano no se mueva. Han dejado de lado en su análisis además el tema de la importación de chatarra vehicular y su efecto en los precios de los autos usados.
 
 
En la ciudad de México circula 30% de los autos chocolate, basura importada de Estados Unidos.
 
La ciudadanía no dejará su auto si las opciones de las autoridades no cubren requerimientos mínimos de seguridad, confiabilidad y agilidad.
 
 
Sería muy interesante que las autoridades emplearan realmente los estudios de movilidad generados por el INEGI aunque ello estuviera en contra de la conducta clientelar que les ha caracterizado. Esta ciudad amanece muy temprano pues sus habitantes se mantienen activos a pesar del Hoy no circula.

correo electrónico: larmenta@itesm.mx
Directora del Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México.