Opinión

La CNTE hizo faena completa


 

En la última etapa de la negociación con la CNTE, el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, recurrió a los servicios del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz.

 


 

Ruiz había sido ya consultado por el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, sobre los perfiles de los dirigentes de la disidencia magisterial.

 

 

Ruiz recomendó a Mancera “aguantar’’ y no caer en la tentación de un desalojo violento.

 

 

“La gente olvida las marchas y manifestaciones, las horas de embotellamientos. Si esperas, no pasará nada´´, dijo el oaxaqueño al jefe de gobierno.

 


 

Mancera, quien también había recibido la opinión de algunos miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que se encontraban en el DF para un Congreso, decidió esperar.

 

 

Lo hizo no sólo por los consejos recibidos, sino también porque desde el gobierno federal le pedían “10 o 15 minutos’’ antes del desalojo para tratar de negociar un retiro pacífico.

 

 

Ruiz, sin embargo, llegó tarde a la negociación, que ya había avanzado Luis Miranda y que, pese a lo dicho por el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, dejó a la CNTE con las alforjas llenas.

 


 

El gobierno de Oaxaca les pagará todos los salarios, incluidos bonos; no se levantará ninguna acta administrativa por abandono de trabajo –a pesar de que se dijo que ahora sí se haría– y en los municipios en los que se atrevieron a destituir a algún centista, el gobierno del estado intervendrá para que sean reinstalados.

 

 

Pero lo más grave del asunto, es que el gobierno federal y el gobierno estatal estuvieron de acuerdo en “analizar’’ un programa alterno educativo para Oaxaca, diseñado por la CNTE, que contraviene la recién aprobada reforma educativa.

 

 

Si se aprueba este plan, que incluye no sólo dejar el status quo sino fortalecerlo, la nueva ley educativa no se aplicará en el estado al menos en 2014.

 

 

¿Quién ganó en el conflicto?


 
 

****

 


 

Los que andan preocupados con el asunto del relevo de cinco consejeros electorales en el IFE son los panistas.

 

 

Y es que en el blanquiazul, que promueve la creación del Instituto Nacional de Elecciones, que vendría a sustituir al IFE, no calcularon los tiempos de transición que puede perjudicarles jurídicamente.

 

 

Como sabe, el PAN reformó en agosto pasado sus estatutos, que fueron enviados al IFE para su validación, cosa que no ha ocurrido hasta ahora.

 

 

Si para el 30 de octubre, fecha en la que deben estar tomando posesión cinco nuevos consejeros, incluido un nuevo presidente, la Cámara de Diputados no ha seleccionado a los relevos, el PAN se quedará sin estatutos.

 

 

Y sin estatutos no puede elegir a su nuevo presidente en diciembre, como está previsto.


 
 

****

 

 

La Comisión de Puntos Constitucionales discutía anoche las modificaciones a la propuesta del Ejecutivo para crear la pensión universal y el seguro de desempleo.

 

 

Hasta ahora la mayoría de los legisladores se han inclinado por que la pensión universal sea entregada por el simple hecho de cumplir con la edad requerida, sin importar que se pueda o no ser pensionado por el IMSS, el ISSSSTE o cualquier entidad paraestatal, y no como lo propone el ejecutivo que restringe esta “GARANTÍA” para a quien, entrada la ley en vigor “no se pensionen bajo un régimen de reparto del IMSS, del ISSSTE o de las entidades paraestatales”.

 

 

A ver.

 

 

****


 
 

El gobernador Ángel Aguirre Rivero anunció que en los próximos días Acapulco tendrá la capacidad suficiente para poder bombear 5 mil litros de agua por segundo, garantizando con ello una cobertura mayor a la que se tenía antes de los desperfectos provocados por la tormenta Manuel.

 

 

Bien.