Opinión

La quinta cadena de TV

Uno de los temas poco abordados en la discusión reciente de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión es la quinta cadena de televisión. Sí, la quinta, la que será del Estado y que ha sido bautizada con el nombre de “Sistema de Radiodifusión del Estado Mexicano”. Será una cadena de televisión que tendrá por objeto la promoción de valores ciudadanos, cívicos, educativos, sociales y culturales. Algunos la han bautizado como la “BBC Mexicana”.

Esta quinta cadena de televisión es muy importante para el desarrollo futuro del país. Prácticamente todos los países desarrollados tienen una cadena de televisión pública con estas características.

El caso de la BBC es icónico desde hace décadas. La misión de esta organización británica es “educar, informar y entretener”. Esta organización tiene un director general, un directorio ejecutivo y un consejo rector o trust, integrado por 12 miembros. La BBC se rige por los más altos estándares de transparencia e independencia.
Los seis objetivos clave de la BBC son: (1) servir de soporte a la ciudadanía y la sociedad civil; (2) promover la educación y el aprendizaje; (3) estimular la creatividad y la excelencia cultural; (4) representar al Reino Unido y sus comunidades; (5) llevar el Reino Unido al mundo y el mundo al Reino Unido; y (6) llevar al público los beneficios de las últimas tecnologías y medios de comunicación.

La BBC transparenta en un informe anual el salario de sus ejecutivos e incluso da a conocer un informe pormenorizado de las juntas que los miembros del consejo atendieron en el año.

En el caso de México, el presidente de la República tiene 30 días desde la entrada en vigor de la nueva ley para nominar ante el Senado a quien fungirá como presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano. Esta quinta cadena de televisión podrá recibir patrocinios de forma sumamente limitada para garantizar su independencia de marcas comerciales, y se regirá bajo los acuerdos de una junta de gobierno y un consejo ciudadano.

Esta quinta cadena de televisión privilegiará las producciones independientes y tendrá temáticas clave en su mandato, como la promoción de contenidos que tiendan a formar un equilibrio de género, para que las mujeres vivan más plenamente la democracia mexicana y sus oportunidades.

Será sumamente interesante observar el presupuesto con el que nacerá esta quinta cadena de televisión mexicana en 2015. Hay quien la desdeña desde antes de su nacimiento, precisamente por sus limitaciones en recursos. Ojalá el Congreso la dote desde el inicio de una buena partida y que nazca con estándares de excelencia.
Me voy de vacaciones de verano. Esta columna volverá a publicarse el martes 5 de agosto.

Twitter: @SOYCarlosMota