Opinión

La caballada ciudadana
del 'Bronco'

1
   

     

El Bronco. (Cuartoscuro)

El martes el gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, a quien le gusta que le llamen El Bronco, convocó vía Facebook a los ciudadanos de Nuevo León a manifestarse en el Congreso de aquel estado para impedir que una legislatura que está de salida aprobara cuentas públicas del mandatario priista Rodrigo Medina.

“Raza, ¿Con quién estarán los Diputados? ¿Con nosotros o con quién raza? Ustedes díganme. ¡Compartan!”, posteó El Bronco en la red social el martes por la tarde. Junto al mensaje aparecía una imagen del gobernador Medina con una leyenda (en mayúsculas) que dice: Mañana el PRI en el Congreso intentará aprobar las cuentas públicas para blindar al actual gobierno. Convocatoria: Miércoles 19 de agosto a las 12pm, todos los ciudadanos al Congreso de Nuevo León. El mensaje tuvo más de mil 40 comentarios y más de 10 mil 900 personas le dieron “me gusta”.

En otro post, El Bronco agregó: “Así que yo invito a TODOS los diputados a que NO hagan Quórum y no sean cómplices de esta atrocidad que pretende el PRI para Nuevo León. Ayúdenme a compartir”. La raza del Bronco atendió el llamado: casi 13 mil facebuqueros compartieron el post.

Por el número de likes, así como por las veces que fue comentado y compartido, el llamado de Rodríguez Calderón puede ser calificado como impresionante, incluso si estamos hablando de alguien cuyo triunfo en las elecciones se debe, en parte, al uso de las redes sociales.
Pero, ¿qué otras implicaciones tendría que El Bronco, según ha dicho, intente gobernar con las redes sociales en la mano? ¿Qué implica recurrir así a las redes sociales para presionar a otros actores políticos, como a los diputados, que también son, a final de cuentas, representantes populares?

No contamos con un instructivo para el día después de los triunfos de candidatos independientes. En el caso de Jalisco, Pedro Kumamoto ha solicitado al Congreso del estado que se modifique la Ley Orgánica del Legislativo jalisciense para que un diputado independiente tenga cabida en las dinámicas parlamentarias, para que pueda presidir alguna comisión, y sobre todo para evitar el ser marginado y nulificado, dado que nuestros congresos trabajan a partir de negociaciones entre bancadas, acuerdos muchas veces de corte opaco, o de plano componendas.

La petición del diputado independiente por el distrito 10 de Jalisco ha sido recibida con desdén por los actuales diputados, y Kumamoto ha recurrido a internet, a Change.org, para presionar. Veremos qué pasa.

En el caso del Bronco su llamado de antier tuvo impacto en las redes, pero sólo un par de centenares de personas acudieron este miércoles al Congreso neoleonés. Sin embargo, se logró el cometido. No hubo quórum y el PRI no pudo aprobar la contabilidad de varias instancias del gobierno de Medina.

La campaña electoral ha quedado atrás. El Bronco sin duda tendrá en Facebook una oportunidad de obtener retroalimentación a sus iniciativas. Y por complejo que resulte cualquier intento por defender a un Congreso, a diputados como los que apresuradamente querían cerrar expedientes de Rodrigo Medina, no dejar de ser un pésimo síntoma que un gobernador diga, como lo ha dicho El Bronco, que no necesita a los legisladores para gobernar. Eso es mucho más que populismo. Tiene otro tufo. Uno nada democrático.

Los diputados que intenten un madruguete son censurables, pero también lo es aquel que no intenta agotar las vías políticas, y que recurre a las primeras de cambio a echar montón con la masa, cibernética y real, como argumento. Echar a andar una caballada ciudadana no es el camino. Aguas con provocar una estampida.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Caso Framboyanes: vecinas sin amparo de la ley
Peña Nieto y Ayotzinapa, solución "a la mexicana"
'El Bronco', 'El Peje' y otros “populistas”