Opinión

La banca mexicana y su convención anual

 
1
 

 

Luis Videgaray. (Cuartoscuro)

La Asociación de Bancos de México tuvo su convención anual en la ciudad de Acapulco la semana pasada, en la cual se enfatizó la importancia de contar con este intermediario financiero para el crecimiento de la economía. Resalta la situación de la misma en México que, a diferencia de lo que ocurre en otras partes del mundo, crece por arriba de la economía y tiene un elevado nivel de capitalización.

No siempre ha sido así, ya que en décadas pasadas el sistema bancario mexicano tuvo momentos difíciles e incluso fue expropiado en 1982 y posteriormente quebró en 1995 cuando tuvo que ser rescatado por el gobierno. Destaca que en la gravísima crisis financiera global ocurrida en 2009, en la cual quebraron varios sistemas bancarios en distintas partes del mundo y que no acaba de superarse en la mayoría de los países desarrollados, tuvo poco impacto aquí. Las tres principales razones por las que nos afectó de manera limitada fueron 1) la reducida deuda del sector público en ese momento; 2) la atinada reacción de las autoridades responsables y 3) la fortaleza del sistema bancario nacional.

Hay que enfatizar que la banca sirve de intermediario para que los recursos de los ahorradores sean utilizados por los consumidores, por las empresas y por los gobiernos. A diferencia de otros sectores, las empresas bancarias no sólo utilizan los recursos financieros de sus accionistas sino principalmente del público que ahorra. Es por esta razón que el sector financiero es regulado de manera intensa en la mayoría de los países, para evitar que los ahorradores pierdan sus recursos.

Por lo tanto, para que pueda crecer el crédito en los distintos países se necesita que se incremente el ahorro financiero, lo cual sucede cuando se tiene crecimiento económico. Pero este último necesita que el crédito aumente, lo que cierra este círculo virtuoso. Es por esto que esta convención reúne no sólo a bancos y a otros intermediarios financieros, sino también a empresarios y participantes en los diversos sectores económicos del país.

En el evento resaltó la participación del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien recordó que el país tiene el registro más bajo de inflación de las pasadas décadas, y dio una explicación del entorno internacional y las razones de las últimas medidas que ha tomado la institución a su cargo en coordinación con el gobierno federal.

Destacó que los asistentes, así como distintos oradores, lo felicitaron de manera efusiva y le reconocieron su capacidad, lo cual no es común en este tipo de eventos.

Una presentación que me gustó de manera relevante fue la impartida por el Dr. George Friedman, quien hizo una presentación de lo que sucede en la economía y la política en el mundo y cómo se interrelacionan entre sí, afectando a México. Enfatizó mucho en que Estados Unidos representa 83 por ciento de nuestras exportaciones, es decir de nuestro mercado externo, y no se ve que tengamos una estrategia clara de cómo tratar a nuestro principal cliente. En el caso de una empresa que depende tanto de un solo cliente, estaría muy preocupado de cómo conservarlo y conocer sus preocupaciones. Recordó que ese país es nuestro principal cliente, esto es sus empresas, sus familias y sus consumidores, pero a veces desde aquí sólo pensamos en Washington. Me hizo pensar que el fenómeno Trump basado en ataques a nuestro país se debe en parte a que no hemos resaltado lo importante que es para ellos el tener un socio como México que le ha apoyado a incrementar su productividad y superar su propia crisis, situación que no tienen los europeos. "Nuestros clientes no tienen claro la importación de nuestros productos y servicios".

Entre los temas que podrían haberse destacado más en la convención están la elevada importancia del crédito canalizada al gobierno, como resultado de su déficit fiscal; también el grave problema de inseguridad que se registra en el territorio nacional y su impacto en el sistema bancario.

En conclusión, nuestro país cuenta con una banca comercial que está creciendo a tasas dos y tres veces a lo que se desarrolla el país, lo cual es positivo. Por otro lado, habrá que ser cautelosos para evitar que se eleve la cartera vencida o que se tengan 'burbujas de precios' en algunos sectores.

Correo: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
Impacto de las mayores tasas de interés
La inmigración y el referéndum en Suiza
Medidas de ajuste y reunión de Álamos Alliance