Opinión

La anécdota de Hillary Clinton con una Pyme mexicana

 
1
 

 

Universo Pyme.

No hay muchas anécdotas que puedan relacionar a Hillary Clinton con una Pyme mexicana. Casi no hay o no hay una como la que relato.

Sólo le digo que la aspirante a la presidencia de Estados Unidos concedió no sólo 40 minutos para informarse del ecosistema emprendedor mexicano, sino que comprometió todo su apoyo a las iniciativas emprendedoras mexicanas, de jóvenes mexicanos en favor del medio ambiente y de la innovación en la materia.

El asunto deriva de una iniciativa que encabeza como ciudadana norteamericana Hillary: la IDEEA, International Diáspora Engagement Alliance,  que consigue apoyos del gobierno de Estados Unidos para iniciativas empresariales en América que procuren difundir la cultura verde entre ciudadanos, pero sobre todo proyectos empresariales amigables con la ecología.

Para entonces Luis Aguirre-Torres había sido galardonado por ser un Champion Of Change. Hillary quería conocerlo pero no sólo Hillary, también Barack Obama.

Luis recibió la llamada en México de una solicitud de cita del presidente de Estados Unidos. Como secretaria de Estado pero también como promotora de la IDEEA, Hillary platicó con el joven mexicano de la situación de la juventud mexicana, de las inquietudes de los mexicanos jóvenes, de los esfuerzos emprendedores para apoyar tecnologías sustentables y de la manera en que ella o su gobierno pudieran contribuir a que esas iniciativas fueran sostenibles.

Con Obama Luis recibió preguntas similares: situación de la juventud, la ecología, el emprendimiento mexicano. El encuentro fue en ambos casos cordial y muy interesados en conocer la situación de los jóvenes mexicanos. Siempre contestaron directamente y escucharon con mucha atención.

Es día fue el 26 de julio de 2012.

En 2013 el presidente de Estados Unidos llegó a México a reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto. En aquel entonces se abrió la agenda del mandatario estadounidense para entablar una plática con promotores del cambio verde. Obama Recordó las opiniones de Luis y pidió que estuviera presente para una segunda charla que también tuvo una duración de media hora. Fue el 3 de mayo de 2013.

¿Qué podemos hacer para apoyarte?, le preguntó Obama, quien por cierto transfirió al mexicano los saludos de Hillary Clinton.

Para entonces ya estaba más que bien posicionado el concurso de Clean Tech Change México que se ha impulsado por un grupo de mexicanos que coincidieron en Sillicon Valley y que en 2008 dieron forma legal a una iniciativa empresarial que lanzó en 2010 por primera ocasión el concurso más importante de América Latina en favor del medio ambiente.

Ese concurso recibió apoyo absoluto del gobierno de Estados Unidos a tales extremos que,  en 2014, hace tan sólo dos años, el secretario de Estado John Kerry fue la personalidad que asistió en nombre del gobierno de Estados Unidos a entregar los premios del evento.

Tenía la misión de enviar un saludo del presidente Obama a la iniciativa, comprometer voluntad de su gobierno hacia este tipo de esfuerzos, que fortalecen y promueven la innovación y, de pasadita, en su discurso preguntó las razones por las cuales ningún alto funcionario del gobierno de México, del gobierno federal, había acudido en representación de la Secretaría de Economía o de alguna instancia pública que apoyara iniciativas ambientalistas.

No entiendo por qué no hay una representación del gobierno de México hacia concurso de apoyo al medio ambiente como el Clean Tech Challenge que debe merecer todo el apoyo posible, dijo con tono aparentemente inocente e improvisando en su discurso. No gustó nada la ausencia.

Jalón de orejas que nadie asumió.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Micro empresas, asunto de seguridad nacional
México defiende a micro empresas ante OCDE
Pyme mexicana, líder en toda América Latina