Opinión

La alerta del general Cienfuegos

1
  

    

Los padres de los normalistas respaldaron al equipo argentino de Antropología Forense. (Eladio ortiz)

Desde luego que la verdad histórica presentada por la PGR en el caso de los normalistas de Iguala tiene vacíos, pero que un simulador como Felipe de Jesús de la Cruz le diga a los padres de las víctimas que todo es falso porque “los peritos argentinos” no avalan los resultados de la investigación es perfidia política.

Ese personaje y quienes están detrás suyo, la guerrilla y grupos delictivos, son los que tratan de distanciar al Ejército del pueblo, de dividirnos, como lo alertó ayer el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos.

Y dividirnos no es una figura retórica, sino un objetivo concreto.
Lo que buscan De la Cruz y sus aliados de la CETEG y la guerrilla es que en Guerrero no haya elecciones para formar consejos populares en lugar de gobiernos constitucionales.

Su objetivo es la toma del poder político en Guerrero para fracturar al país. No es una interpretación, lo dicen ellos en cada manifestación.
Más claro ni el agua: quieren dividir a México, partirlo, y la apuesta es que no haya elecciones en Guerrero para crear un estado de excepción, en el cual ellos van a gobernar.

De la Cruz, un aviador de la CETEG, ha tomado la vocería de los padres de las víctimas de Ayotzinapa porque trae una línea política clara, que nada tiene que ver con la búsqueda de la verdad en torno a lo sucedido el 26 de septiembre en Iguala.

Van tras el poder y utilizan todos los medios a su alcance para lograr ese fin.

Entre esos medios está el engaño. Engañan a los padres y engañan a la sociedad. Crean confusión y buscan el desprestigio del Ejército, la institución más preciada por los mexicanos.

El Ejército es uno de sus objetivos porque a fin de cuentas está llamado a mantener el orden constitucional y la integridad territorial de la nación que ellos quieren afectar.

La PGR tiene vacíos en su investigación, es cierto, pero no socavan la verdad fundamental.

Y esos vacíos se hallan precisamente en la intención de proteger a la normal de Ayotzinapa de cualquier vinculación con grupos armados irregulares, ya sean de la delincuencia organizada, la guerrilla o de ambos a la vez.

De la Cruz y quienes lo utilizan están contra las elecciones con el argumento muy claro de que quieren que en Guerrero se gobierne a través de Consejos Populares, y tener ellos su propio ejército, que no es el Mexicano.

El secretario Cienfuegos lo alertó ayer, y eso refleja que las Fuerzas Armadas ya visualizan el sentido de las mentiras y provocaciones que se gesten en Guerrero.

¿Quiénes están detrás de la asonada contra el país? Maestros de la CETEG, grupos delictivos que indujeron a los estudiantes de Ayotzinapa a ir a inmolarse ante Guerreros Unidos en Iguala y la guerrilla.

Morena no ha respaldado el intento de fracturar al país. Sus dirigentes han sido claros en buscar el voto de los ciudadanos y no una insurrección como lo plantea De la Cruz, vocero de la guerrilla y del clan magisterial.

Así es que sería muy saludable que en un acto de lealtad a la República, todos los partidos políticos, sin excepciones, descalificaran el intento de boicotear las elecciones en Guerrero.

Sería un gran paso para aislar a los separatistas y recoger el llamado del secretario de la Defensa.

También te puede interesar:
El diputado Ebrard
Un nombramiento inadecuado
Ver para creer