Opinión

Kumamoto, creo en ti

  
1
  

   

Pedro Kumamoto

A partir del nuevo Congreso en Jalisco, Aristóteles Sandoval, el gobernador, va a tener que convencer al independiente de 25 años, de sonrisa persistente, si quiere que una ley suya prospere. También Enrique Alfaro, alcalde electo de Guadalajara y mandamás de Movimiento Ciudadano, para sacar adelante sus planes de gobierno.

Sin exageraciones Pedro Kumamoto va a ser corresponsable del segundo tramo del sexenio de Aristóteles y del trienio de Alfaro, cuya votación del domingo dio casi la candidatura al gobierno del estado. Kumamoto será el fiel de la balanza (aunque suena trillado). Por la vía de mayoría el PRI de Aristóteles ganó diez diputaciones y Movimiento Ciudadano nueve. Y las otras 19 curules, de representación proporcional, serían equitativas también.

¿En cuánto va a vender su voto?– pregunté con ironía.

–Se los digo desde ahorita a los partidos: ni lo piensen porque los denunciaré públicamente. Lo que voy a hacer es a reformar la participación ciudadana– contestó y lo imaginé enseñando sus dientes grandes.

Kumamoto gastó 18 mil 626 pesos en efectivo en su campaña y recibió 230 mil en especie, principalmente calcomanías para coche; es decir, gastó la quinta parte del tope. Fue líder estudiantil del ITESO y observador ciudadano del Legislativo.

Le fue bien a Alfaro, sí, pero si pensaba que el camino al gobierno estatal estaba allanado, no es así: se le ha cruzado un tigre.

Honrarás a tu padre
–Oye Manuel, felicidades por este debut (diputado federal independiente) con éxito. Si no nos iba a costar trabajo.

–Gracias, querido Jorge, por tu aporte en esta lucha.

La llamada ocurrió ayer, me dijo Manuel Clouthier, quien retomó la contienda que empezó Jorge Castañeda en 2004, cuando buscaba ser presidente, y cuyo caso acabó en la SCJN que se deslindó del caso. Jorge Castañeda, sin embargo, se fue a la Corte Interamericana. 

Clouthier, hijo de Maquío, muerto en el 89 en un extraño accidente de auto en medio de una lucha contra el sistema, retomó el tema. Vino una reforma constitucional, otras enmiendas en el Congreso y al final se impuso el derecho a ser votado sin partido.

En Sinaloa, de donde es Manuel, hay elecciones para gobernador el siguiente año. Entonces pregunté a Clouthier, vivo retrato de su padre, si va por la grande.

–Espérame. Te noto muy acelerado –contestó con humor–. Si no soy Juan Camaney.

Ya veremos. Pero ese grupo San Ángel, donde estaba la maestra Gordillo, parece haber heredado algo bueno.

Bronco feisbukero
Cuando pasé un día de campaña con El Bronco, alías de Jaime Rodríguez, conté que en sus ratos libres seis minutos los pasaba con los dedos gordos en el teclado de su celular.

–Cuándo sea gobernador de Nuevo León, si gana, va a tuitear, feisbukear y whatsapear menos, ¿no?

–¿Qué te pasa cabrón? –contestó, arqueó la ceja izquierda y entonces sí me dirigió la mirada– 70 por ciento la voy a pasar en el feis, el tuiter, whats y cuanta chingadera nueva salga.

10 SEGUNDOS… Le fue bien en el Congreso del PRD. Aplastó a Bejarano. Le fue bien en la marcha al Zócalo sin López Obrador ni Cuauhtémoc u otro tlatoani. El domingo le cayó encima Morena. Su nombre: Héctor Serrano.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
El berrinche del joven consejero
Chaineada a la ley electoral
Judicialización electoral