Opinión

KRUGMAN: Una moneda virtual causa cuestionamientos en el mundo real


 
 
 
 
Siempre es importante, y difícil, distinguir entre la economía positiva (cómo funcionan las cosas) y la economía normativa (cómo deberían ser las cosas).Efectivamente, con muchas de las cuestiones macroeconómicas de las que he escrito, ha sido obvio que un gran número de economistas no puede resignarse a hacer esa distinción; les desagrada un gobierno activista por motivos políticos, y esto los lleva a formular argumentos muy malos sobre por qué el estímulo fiscal no puede funcionar y cómo es que el estímulo monetario será desastroso.
 
Pero me gustaría hablar no de macroeconomía sino de dinero, especialmente del bitcoin, la moneda virtual.
 
Hasta el momento, casi toda la discusión sobre el bitcoin se ha centrado en la economía positiva (¿Realmente puede funcionar?). Y tengo que decir que sigo estando profundamente poco convencido. Para tener éxito, el dinero debe ser un medio de cambio y una reserva de valor razonablemente estable. Y sigue sin estar completamente claro por qué el bitcoin debería ser una reserva de valor estable.
 
El economista Brad DeLong lo explicó a principios de mes en un artículo de Internet para el Centro Washington para el Crecimiento Equitativo: “Apuntalando el valor del oro es que si todo lo demás falla, se le puede usar para hacer cosas bonitas”, escribió. “Apuntalando el valor del dólar hay una combinación de a) el hecho de que lo puede usar para pagar sus impuestos al gobierno de Estados Unidos y b) que la Reserva Federal es un sumidero potencial de dólares que ha prometido comprarlos y extinguirlos si su valor real empieza a desplomarse a (mucho) más de 2 por ciento por año”, afirmó.
 
El Sr. DeLong continuó: “La tecnología de minería pone un techo al valor del oro, y la posibilidad de que si su precio se sale de control al alza durante mucho tiempo, se creará mucho más de éste. Lo que pone un techo al valor del dólar es el papel de la Reserva Federal como fuente real del dólar, y su compromiso de no permitir que haya deflación. Lo que pone un techo al valor del bitcoin es la tecnología computacional y la forma de la función ‘hash’ … hasta que se alcance el límite de 21 millones de bitcoins. Lo que pone un piso al valor de los bitcoins es … ¿exactamente qué?”
 
He tenido, y sigo teniendo, un diálogo con tecnólogos inteligentes que tienen mucha autoridad en bitcoins, pero cuando intento que me expliquen por qué el bitcoin es una reserva de valor confiable, siempre parecen responder con explicaciones de por qué es un excelente medio de cambio. Incluso si me lo creo (cosa que no es completamente así), no resuelve mi problema. Y no he podido hacer que mis lectores reconozcan que son cuestiones diferentes.
 
Pero tal como lo dije, es una discusión positiva. ¿Qué hay respecto a la economía normativa?
 
Bueno, deberían leer a Charlie Stross: “El bitcoin se ve como si hubiera sido diseñado como arma”, apuntó el escritor de ciencia ficción en una publicación en Internet del mes pasado, “con la intención de dañar la banca central y los bancos que emiten dinero, teniendo en mente una agenda política libertaria; para dañar la habilidad de los Estados para recabar impuestos y monitorear las transacciones financieras de sus ciudadanos”. Lea todo en bit.ly/1i1UGqg.
 
Al Sr. Stross no le gusta esa agenda, y a mí tampoco, pero estoy intentando no dejar que eso incline mi análisis positivo de los bitcoins hacia un lado u otro. Sin embargo, se sospecha que muchos entusiastas del bitcoin de hecho son entusiastas porque, como lo escribió el Sr. Stross, “aprieta los mismos botones que su fetichismo por el oro”.
 
Así que hablemos de si el bitcoin es una burbuja y de si es algo bueno, en parte para asegurarnos de no confundir estas cuestiones.