Opinión

KRUGMAN: La rebaja ideológica de Francia

19 noviembre 2013 5:2

 
 
Así que Standard & Poor’s ha rebajado la calificación crediticia de Francia. ¿Qué nos dice esto?
 
La respuesta es: no mucho sobre Francia. No se puede enfatizar demasiado que las agencias calificadoras no tienen información especial sobre solvencias nacionales, especialmente sobre países grandes como Francia. ¿S&P tiene información privilegiada sobre el estado de las finanzas francesas? No. ¿Tiene un modelo macroeconómico mejor que, digamos, el del Fondo Monetario Internacional (FMI)? Debe estar bromeando. ¿Entonces de qué se trata esto? Creo que es útil comparar las proyecciones del FMI para Francia con las de otro país que últimamente ha estado recibiendo palabras elogiosas de las calificadoras: Gran Bretaña.
 
Los gráficos de esta página muestran información de la Base de Datos de Perspectivas Económicas Mundiales; números reales hasta 2012, y proyecciones del FMI hasta 2018. Primero, el producto interno bruto (PIB) per cápita: Francia le ha ido mejor que a Gran Bretaña hasta el momento, y el FMI espera que persista esa ventaja. Después, la deuda con respecto al PIB: Francia está ligeramente menos endeudada, y el FMI espera que la diferencia se agrande un poco.
 
Entonces, ¿por qué Francia fue calificada a la baja? Porque, según S&P, no ha llevado a cabo las reformas que mejorarán sus perspectivas de crecimiento de mediano plazo.
 
¿Qué quiere decir eso?
 
OK, otro secretito sucio. ¿Qué es lo que sabemos, o lo que realmente sabemos, sobre qué reformas económicas generarán crecimiento, y cuánto crecimiento generarán? La respuesta: ¡No mucho! La gente de lugares como la Comisión Europea habla con gran confianza sobre la reforma estructural y las cosas maravillosas que logra, pero hay muy poca evidencia clara que apoye esa confianza. ¿Realmente alguien sabe que las políticas del presidente francés, Francois Hollande, resultarán en un crecimiento de X.X por ciento (o muy probablemente, de 0.X por ciento) inferior de lo que sería si Olli Rehn, el comisionado europeo, fuera puesto en control? No.
 
Entonces, otra vez, ¿de dónde viene esto? Lo siento, pero pienso que cuando S&P se queja de falta de reforma, de hecho se está quejando de que el Sr. Hollande está elevando y no recortando los impuestos a los ricos, y que en general no sigue suficientemente el libre mercado. Recuerden que hace un par de meses el Sr. Rehn descartó la restricción fiscal de Francia (que de hecho ha sido ejemplar) porque los franceses, inaceptablemente, están elevando los impuestos en lugar de recortar la red de seguridad.
 
Entonces, así como la presión por la austeridad realmente no tiene que ver con la responsabilidad fiscal, la presión por la “reforma estructural” realmente no tiene que ver con el crecimiento; en ambos casos, principalmente tiene que ver con desmantelar al Estado benefactor. S&P podría no estar participando de este juego en forma plenamente consciente; cuando te mueves en esos círculos, cosas que de hecho nadie sabe se vuelven parte de lo que todo mundo sabe. Pero no tome esta rebaja de calificación como demostración de que hay algo realmente podrido en el gobierno de Francia. Tiene que ver mucho más con la ideología que con un análisis económico defendible.