Opinión

-4 (Justicia bajo cero)

06 noviembre 2017 5:0
 
1
 

 

PGR

La precipitada sucesión de desatinos públicos, privados y partidistas eclipsa la crisis orgánica de la procuración de justicia.

El Estado surgió con el cometido de garantizar la seguridad de sus habitantes: seguridad física, jurídica y económica para permitir el libre desarrollo de la personalidad. Cuando esto se interrumpe, el engranaje estatal debe restablecer el bien dañado. Si de ello derivan elementos suficientes que permitan presumir la responsabilidad en la comisión de un delito en contra de la seguridad de alguien o de la sociedad en general, se lleva el caso a un juez.

La situación contrasta con el histórico consenso de principios de sexenio que reformó grandes mitos de la retórica nacional (energía, educación, etc.). Hoy nuestros representantes no pueden ponerse de acuerdo ni para cumplir con su obligación constitucional de nombrar encargados de despacho, nada menos, que a quienes deben procurar justicia.

Política pequeña y de miras partidistas en la que se miran el ombligo para definir candidaturas (la particular) y con megáfono denuncian al otro para justificar su falta de acción: no aprobarán al Carnal, así que mejor nada.

Qué mejor momento que el de la incertidumbre política para definir reglas, métodos, procesos y finalidades, y ya después, acordar el perfil que satisfaga el reclamo nacional (de todos los ciudadanos y por tanto de todos los partidos).

(-1) No hay procurador general de la República. Renunció Raúl Cervantes hace unos días. La PGR se encarga de investigar y perseguir delitos federales. El procurador preside al Ministerio Público, la Policía investigadora y a los peritos. En la Procuraduría se llevan a cabo las averiguaciones previas, se reciben denuncias; se ordena a la policía que investigue la veracidad de los datos aportados; se practican diligencias para acreditar la responsabilidad de los indiciados; se llevan a cabo acciones para solicitar la reparación del daño; se detiene a quienes sean sorprendidos en flagrancia; se aseguran bienes de la delincuencia organizada; se restituye (provisionalmente) a la víctima en el goce de sus derechos; se solicita a la autoridad judicial prisión preventiva a los indiciados, órdenes de cateo, imposición de arraigos, prohibición de abandonar alguna demarcación y que se proteja a personas o bienes jurídicos; el MP propicia también conciliación de intereses en conflicto; determina el ejercicio de la acción penal; interviene como parte en los Juicios de Amparo y es el representante de la Federación en todos los negocios en que esta sea parte.

El procurador general debe mantener informado al Presidente de la República de los casos relevantes; coadyuva en los negocios judiciales de las entidades paraestatales; interviene directamente en las extradiciones y acciones de coordinación de seguridad pública; promueve la celebración de tratados internacionales; opina y participa en proyectos de iniciativa de ley; orienta a los particulares respecto de los asuntos que presenten en el MP; ofrece y entrega recompensas; interviene directamente en las controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad y un largo etcétera. Pues bien, esto es lo que no tenemos. Función toral del Estado, cuyo titular designa el Presidente y ratifica el Senado.

(-2) Fiscal general. Ante los graves problemas y defectos de la procuración de justicia y dado el creciente reclamo social, se hizo una importante reforma estructural a la PGR con la idea de hacerla autónoma del poder político, garantizar mejor los derechos humanos, mejorar su operatividad, independencia y especialización. El titular será el fiscal general. La transición de PGR a FGR no se ha podido llevar a cabo. Faltan normas y no hay consenso político.

(-3) Fiscal anticorrupción. También se creó un robusto sistema (normativo, orgánico y funcional) para combatir la corrupción. Entre los órganos diseñados y reformados se tendrá a un fiscal especial y a magistrados especializados. Al fiscal anticorrupción lo nombrará, en lo cotidiano, el fiscal general, pero el Senado debe nombrar al primero de ellos. Tampoco hay consenso y persiste la vacante. Órgano no nato.

(-4) Fiscal especial para Delitos Electorales. Ambas, la PGR y la FGR, cuentan con una fiscalía para tan sofisticados mapaches, compra de votos y partidos dispuestos a todo. Tras el escándalo (de ambos lados) reciente, la polarización partidista se hizo evidente y nos restregó el hueco de tan importante función y momento.

Nuestra justicia está bajo cero. Cuatro vitales en negativo.

Twitter: @salvadoronava

También te puede interesar:
Monólogo de sordos
Santiago Nieto

Cortes electorales