Tercera llamada, tercera
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tercera llamada, tercera

COMPARTIR

···

Tercera llamada, tercera

13/06/2018

Hoy inicia el último posdebate de la campaña. Será el posdebate más breve de los tres, durará apenas 48 horas. Para el viernes la atención estará en el juego España-Portugal, y el fin de semana ni se diga, hay partidos de Argentina, Brasil, Croacia, Francia y Perú, además del Alemania-México.

De los posdebates anteriores queda una lección importante que habrá que estudiar bien con investigación seria de opinión pública. En ambas ocasiones, las mesas de análisis de los noticieros y principales diarios del país le han dado la “victoria” a Ricardo Anaya. En general, el común denominador ha sido que si bien Anaya fue quien “mejor” se manejó en el debate, López Obrador salió airoso ya que no “cometió errores”. En Tijuana, José Antonio Meade se vio mejor, pero no tanto como para que algún analista lo declarara vencedor.

Durante los días posteriores a los debates, voceros de las campañas se dedican a reproducir su propia lectura y visión del desempeño de su candidato. Increíble, pero cierto, todos son ganadores. Lo del Bronco es de pena ajena, realmente es muy lamentable que la lucha por las candidaturas independientes hayan acabado en una caricatura tan pobre.

El punto que quisiera subrayar, sin embargo, es que el análisis de líderes de opinión, de medios de comunicación y de voceros de campaña, dista mucho de la lectura que se hace de los debates por la opinión pública. Claramente hay una distancia grande de criterios entre el “círculo rojo” y el “círculo verde” (a la Fox). Lo que se lee en diarios como éste y lo que la población comenta en el Metro, en su centro de trabajo o en el mercado, es claramente diferente.

Para el círculo rojo de los analistas, Anaya ganó los primeros dos, pero en las encuestas eso no se reflejó. Ayer fue el tercer debate. ¿Cambiará en algo el curso de la elección? ¿Tendrá influencia en todos esos que rechazan ser encuestados o se declaran indecisos?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.