Reconciliación, tipo de cambio y la legalidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reconciliación, tipo de cambio y la legalidad

COMPARTIR

···

Reconciliación, tipo de cambio y la legalidad

27/06/2018
Actualización 27/06/2018 - 14:35

Hoy terminan las campañas electorales. En 72 horas acudiremos a las urnas para votar por quien será el próximo presidente de México y quienes serán los futuros legisladores del país. Ojalá el domingo sea un día de tranquilidad y con alta participación de la ciudadanía. Sería muy positivo que la votación se acerque a 70 por ciento del listado nominal.

Gane quien gane, el lunes 2 de julio el presidente electo debe volcarse a construir el camino para solucionar los problemas del país y para conservar las fortalezas que sí tenemos. Sin cuidar y preservar lo que México ha logrado, será imposible comenzar a corregir el rumbo y superar nuestros graves rezagos. Suena esquizofrénico, pero no lo es.

En ese sentido, los tres ejes centrales del discurso del ganador la noche del 1 de julio y durante los días siguientes deben ser: unidad, responsabilidad y cambio. Los mexicanos no podemos enfrascarnos en el enfrentamiento tras el resultado en las urnas. El ganador tiene el más alto encargo para dar un claro y contundente mensaje de respeto y madurez; de alegría y agradecimiento para quienes votaron por él, así como de reconocimiento y humildad para quienes votaron en su contra. Hay que reconciliar a esta sociedad, hoy tan confrontada. Los insultos, las descalificaciones, el revanchismo y los ataques de la campaña deben quedar superados.

De igual manera, el ganador deberá dar un mensaje de confianza a los mercados financieros del mundo. Se deben dar señales claras sobre cómo será conducida la economía. Cuidar el tipo de cambio, las finanzas públicas, la inflación, entre otras variables, es fundamental para que el nuevo gobierno arranque con solidez y solvencia en 2019.

Y en tercer lugar, deberá enfatizar que llegó la hora de la honestidad y de la ley. Esta elección será recordada por el enorme rechazo a la frivolidad, a la corrupción desmedida, a los crímenes y a la violencia que permanecen impunes. El ganador debe iniciar el camino de la legalidad y justicia para todos.

Esas deben ser las tres columnas con las que se trabaje durante la transición.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.