La independiente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La independiente

COMPARTIR

···

La independiente

04/04/2018
Actualización 04/04/2018 - 13:13

En las encuestas que se publicaron el lunes de arranque de la campaña presidencial, sólo hay un dato nuevo relevante: Margarita Zavala creció. Los demás resultados son básicamente los mismos. Unos puntos más, unos puntos menos, las encuestas indican que: López Obrador lleva la delantera; Meade y Anaya se pelean el segundo lugar; el problema más grave de Meade es el voto anti-PRI; la principal fortaleza de López Obrador es que representa cambio; entre otros resultados. En cambio, con El Bronco y Ríos Piter fuera de la contienda, Zavala captura todo el voto 'independiente'.

Al ser ahora una sola candidata sin partido en la boleta, no tendrá que competir con otros contendientes por el premio de ser “la más independientes de los independientes”. Pero sobre todo, siendo que hay una sola independiente en la carrera presidencial, por ahora quienes buscan depositar ahí su voto sienten que tienen a alguien que podría dar la pelea y crecer. ¿Cuánto durará este soplo de entusiasmo?

En principio no se antoja que Zavala vaya a poder dar un brinco muy grande. El debate del 22 de abril será clave para ella. ¿A qué público se dirige? ¿Cómo busca diferenciarse de Meade y Anaya? ¿Qué tanto le pesa el legado de la tan fallida guerra de Calderón? ¿Qué posicionamiento podría adoptar para ser una candidata atractiva para más de 15 por ciento de los electores? Hasta ahora no ha dicho nada novedoso sobre lo que ofrece, y más bien parece una campaña como un déjà vu de la que vimos con Josefina Vázquez Mota en 2012.

Lo que sí queda claro, desde ahora, es que de capturar un siete o 10 por ciento de los votos el primero de julio, Zavala estará quitándole votos principalmente al PAN, aunque también algunos a Meade. Es decir, todo indica que los Calderón-Zavala deben considerar a Anaya como su principal adversario por robarles su partido, aquel que sus familias impulsaron contra el PRI que representa el presidente Peña Nieto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.