Opinión

Jugada maestra de General Motors

 
1
 

 

GM compra firma de software para desarrollo de coches autónomos

El viernes pasado la compañía automotriz General Motors realizó un anuncio de la mayor relevancia, al desvelar que contratará a 700 ingenieros que estarán dedicados exclusivamente al desarrollo de sus autos autónomos. El anuncio lo hizo en Canadá, de la mano del primer ministro Trudeau. Al realizarlo, la empresa celebró fuertemente la capacidad de las universidades de la ciudad de Toronto para graduar a los mejores ingenieros, así como la fortaleza de la ciudad en el número y calidad de empresas de autopartes que empujan la frontera tecnológica.

La euforia global por un producto que no “existe” −el auto autónomo− es un fenómeno pocas veces visto en el planeta. Recuérdese que cuando internet empezó a masificarse, por ahí de 1996, el entusiasmo desbordado realmente llegó cuando todo mundo lanzaba portales verticales u horizontales, lo que luego derivó en la burbuja que reventó a principios de este siglo. Sin embargo, esa euforia ocurrió al mismo tiempo en que las páginas web aparecían en el escenario.

En el caso del auto autónomo la cosa es diferente, y se está desarrollando una especia de 'fiebre del oro' bajo la premisa (y promesa) de que este tipo de vehículos serán la norma en las décadas por venir. Prácticamente todas las grandes automotrices dan por hecho que las calles de las ciudades estarán inundadas con este producto en cosa de años a pesar de que al día de hoy aún no vemos a ninguno rodar en una ciudad como la de México (los que ruedan son principalmente prototipos de prueba, en Japón).

También la firma de consultoría IHS reveló el viernes datos críticos sobre el auto autónomo, cuando aseguró que las ventas anuales de este tipo de vehículos llegarán a 21 millones de unidades hacia el año 2035. Es un hecho que los autos autónomos rodarán masivamente en las calles de Japón en tres años. China, sin embargo −establece el reporte de IHS− será el mercado más demandante, con ventas de 4.5 millones de este tipo de vehículos cada año. Sin embargo, el dato más revelador es el siguiente: la tasa compuesta anual de crecimiento global sostenido entre los años 2025 y 2035 será de 43 por ciento. De tal suerte, hacia el año 2035 habrá más de 75 millones de autos conduciéndose solos (autónomamente) por las calles de la Tierra.

¿Qué papel jugará México en esta tendencia de transporte? ¿Las empresas de autopartes que hoy se montan por cientos en el corredor Bajío-Centro-Norte están preparadas para esto? ¿Los ingenieros que tanto celebramos en el país tienen en la mira los desarrollos para estos vehículos?

Una cosa es cierta: casi nadie habla del auto autónomo en México. Será quizás una más de las tendencias globales a las que solemos llegar varios años después.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Crédito a jubilados: Éxitus Credit quiere 350 millones de pesos
Bien por la CAMe; Toyota reinará
En defensa de las encuestadoras