Opinión

Juan Pablo Sánchez: el arte y la clase de un joven triunfador

1
  

  

México, país de toros

Bien se dice que para que las cosas que valen la pena ocurran, la espera y la perseverancia son la mejor compañía. Juan Pablo Sánchez, triunfador de la decimotercera corrida de la Temporada Grande ayer en la Plaza México, supo esperar la llegada de esa tarde que lo colocaría entre las jóvenes figuras del toreo nacional.

Con una oreja en cada uno de sus toros, el diestro aguascalentense dio muestra de la entrega y arte que han caracterizado su propuesta taurina desde el inicio de su carrera. Pese a la falta de bravura, fuerza y clase del encierro de la ganadería Campo Alegre, en su primer toro, Sánchez supo tomar la distancia exacta y dar el ritmo necesario a un astado débil, para ligar tandas de derechazos y naturales con un sello de profundidad que fue ampliamente aplaudido en los tendidos. Una buena estocada, si bien trasera y tendida, lo hicieron merecedor a una oreja.

Ante su segundo enemigo, el diestro de Aguascalientes dibujó una faena en la que prevalecieron oficio, buena voluntad y clase. Una estocada hasta fondo en buen sitio, que provocó la muerte de manera inmediata al toro de Campo Alegre, llevó al público asistente a pedir de nueva cuenta la oreja, que fue concedida por el juez de plaza.

Mal y de malas se vio al primer espada, Arturo Macías, a quien la suerte no le sonrió tras enfrentar a dos toros débiles y descastados que le impidieron lucir ante un público que está acostumbrado a verlo caminar por la senda del triunfo. En el mismo tenor se vio al llamado diestro de Badajoz, Alejandro Talavante, cuya clase no le fue suficiente para imponerse ante la mansedumbre y escasa fuerza de los astados de Campo Alegre.

Con la llegada del nuevo año y entrada la Temporada Grande en su segunda parte, los tendidos del Coso de Insurgentes se han visto cada vez más concurridos. Ayer se pudo observar al director general de Cofepris, Mikel Arriola; al ganadero y político hidalguense Humberto Lugo Verduzco, al artista taurino Rafael Sánchez de Icaza, al empresario Javier Sordo Madaleno y al siempre taurino Omar Rodríguez.

Tlaxcala, efervescencia política y taurina

Tlaxcala es sin duda uno de los estados con mayor actividad y pasión por la fiesta brava. En este pequeño territorio del país se concentra el mayor número de ganaderías, 36 según los registros oficiales, y se organizan ferias como la de Tlaxcala o Huamantla, además de importantes festejos en plazas como Apizaco.

Se trata de una entidad que ha tenido importantes avances en la preservación de las corridas de toros a través de decisiones que han trascendido a lo largo de los años, como fue la determinación en 2012 del Congreso local de declarar a la fiesta brava como Patrimonio Cultural Inmaterial de esa entidad. Destaca, asimismo, la creación en 2003 del Instituto de Desarrollo Taurino, órgano desconcentrado del gobierno estatal, mediante el cual se asesoran, gestionan y supervisan las acciones de todos los sectores de la industria taurina.

Tlaxcala se encuentra actualmente en plena efervescencia política por los comicios que habrán de celebrarse, como en otros 15 estados más, en junio de este año, en los cuales se renovarán gubernatura, Congreso y los 60 ayuntamientos. Efervescencia igualmente por la designación de los candidatos que habrán de representar a las tres principales fuerzas políticas del estado.

Una vez anunciado el fracaso de la alianza PAN-PRD, considerado como un duro revés para el líder nacional del partido del Sol Azteca, Agustín Basave, estos dos partidos decidieron contender sin ningún tipo de coalición. Sin ser aún oficial, la senadoras Adriana Dávila (PAN) y Lorena Cuéllar (PRD) se medirán con el recién designado abanderado del PRI, Marco Antonio Mena, personaje cercano al actual gobernador, Mariano González Zarur, ganadero e impulsor de la fiesta brava a nivel nacional.

La designación de Mena ha sido cuestionada por su falta de impulso dentro del estado y por encontrarse por debajo en las encuestas frente a su principal contendiente dentro del tricolor, Anabell Avalos, exdelegada de la Secretaría de Desarrollo Social en la entidad y a quien se la asocia a la figura de Rosario Robles, titular de Sedatu. Dicha cercanía y una ruptura temprana con el gobernador González Zarur fueron el motivo principal para que Avalos perdiera la designación como contendiente al gobierno del estado.

Quien resulte electo en junio próximo habrá de recibir un estado que en estos últimos años ha registrado avances importantes en la preservación de las corridas de toros. Conocer sus propuestas en este ámbito será fundamental para un electorado que tomará en cuenta, sin duda alguna, este capítulo antes de emitir su sufragio.