Opinión

Jóvenes mexicanos ganaron certamen en Silicon Valley


 
Se la jugaron y se llevaron el triunfo.
 
 Edgar Hernández,  Abraham Cornejo  y Alberto García ganaron el pasado jueves el certamen ANGEL HACK en Silicon Valley, California.

 
El asunto no es poca cosa si tomamos en consideración que llegaron a la fase final de ese concurso convocado en 40 países por Google, 33 proyectos y de ellos 5 al menos fueron de la Unión Americana. Para nadie es un secreto que un jurado estadounidense por lo general es proclive a inclinar la balanza final hacia los proyectos de sus connacionales. Ahora no fue el caso.
 
De los 33 proyectos, dos equipos fueron mexicanos; uno de ellos el de unos jóvenes de Monterrey de los que escribiremos posteriormente y que tuvieron también una  actuación muy destacada. De los proyectos que se presentaron, 5 eran latinoamericanos: dos de México, dos de Colombia y uno de Chile.
 
El otro proyecto fue HOSTSPOT, del que escribimos a finales del mes de agosto, y que denotaba el entusiasmo de estos muchachos que previo a su salida hacia el Valle del Silicón, los tres decidieron presentar su renuncia en las empresas en la que trabajaban.
 
Por si usted no tuvo la oportunidad de conocer la aplicación propuesta por estos muchachos mexicanos, Universo Pyme le concede algunos párrafos para que se ponga en línea con esta columna:
 
Es la primera ocasión en la que México es invitado. Angel Hack es un certamen organizado en Estados Unidos y que vincula a los mejores productos o aplicaciones de tecnologías digitales, móviles y de información con inversionistas.
 
El proyecto de los muchachos es una aplicación que permite a cualquier empresa, de retail preferible, conocer al detalle más insignificante  el comportamiento de un cliente o consumidor que ha ingresado a su local.
 
Esto es posible gracias a una “liga” que realiza el sistema inventado por  los muchachos con los portadores de teléfonos inteligentes que ingresan a un local. Entra pues una persona a la tienda y de inmediato el sistema identifica al teléfono/cliente y comienza a seguir sus trayectos y tiempos de estancia en cada departamento si se tratara de una tienda de autoservicio o departamental.
 
HOSTSPOT es capaz de conocer  cuántas veces ese cliente ha visitado el negocio, cuántas lo ha hecho en el mes en curso, qué departamentos acostumbra visitar con más frecuencia, regularmente qué departamento visita primero y cuáles después, y cuánto se tarda en cada uno de ellos.
 
Como el sistema “aprende”, incorpora conocimiento de las visitas de ese teléfono inteligente, es capaz de saber qué acostumbra comprar  esa persona e incluso le puede hacer llegar al teléfono del cliente, cuando se encuentre en el negocio o no, promociones especialmente diseñadas para la persona.
 
Esta herramienta permite hacer del marketing un tiro de muy alta precisión, un corte de bisturí puesto que la estrategia de mercadotecnia puede afinarse al grado máximo y permite la elaboración de promociones de mercado  con un muy alto grado de éxito.
 
Hubo detalles que no presentamos a ustedes la columna anterior como es el caso que ninguno de los muchachos habla un inglés fluido que les permitiera obtener una exposición contundente frente a un jurado que solo habla inglés. Por ello los muchachos llegaron al certamen con antelación que les permitiera prepararse para ese encuentro de escasos tres minutos de tiempo. No más de tres minutos.
 
Los muchachos  se hospedaron en un hostal ya que apenas pudieron llevar unos cuántos dólares para sus gastos. No obstante las limitaciones con las que llegaron, desde el principio su proyecto llamó poderosamente la atención a grado tal que aceleradoras y consultores comenzaron a plantearles la oportunidad de ser acelerados o asesorados en Estados Unidos.
 
Una de las aceleradoras de negocio que más se interesó en el proyecto es encabezada por el padre de Jennifer López, de nombre David López. También se mencionan a Edward Avila y a Sylvia Flores. Todos de ascendencia latina.
 
Ellos lanzaron MANOS ACCELERATOR en junio de este año. Su misión es comprobar que los latinos son mucho más que solo un “par de manos”.
 
Solo el 1 por ciento de las startups tecnológicas que son lanzadas en el mundo son de origen latino. Esta aceleradora quiere aprovechar el enorme talento que tiene América Latina para hacer crecer ese ridículo porcentaje.
 
La empresa no cobra por el proceso de aceleración que tiene una duración de tres meses, durante los cuales los involucrados en el proyecto solo tienen que contar  con la responsabilidad única de atender el proceso de aceleración y nada más.
 
Son tres meses en los que se pone en forma a la empresa, tiempo durante el cual es capaz de recibir ofertas de los capitales interesados en apoyar y obtener beneficios por colocar sus capitales en esas prometedoras durante sus primeras etapas de vida. Se trata ya de empresas norteamericanas.
 
MANOS ACCELERATOR, por su intervención en conceder mentoría integral a las startups, firma un contrato con ellas en las que los proyectos conceden el 4 por ciento de su complejo accionario a la aceleradora.
 
No es la única oferta que los muchachos han recibido. Les han llovido ofertas durante estos días en los que se mantienen en California para tomar las decisiones que a ellos convenga.
 
Por cierto: muchas gracias a quienes acudieron al mensaje que esta columna lanzó el 26 de agosto. Cantidad de correos lanzándoles “buena vibra” sin duda contribuyeron a que llegaran a sus tres minutos con más energía. Entre quienes acudieron al llamado está el INADEM por conducto de ADRIANA TORTAJADA, quien prometió apoyo sin costo a estos muchachos.
 
Nosotros cumplimos con confiar en ellos y ser parte minúscula de su triunfo. Para felicitar a estos muchachos: contacto@hostspot.mx 
 
Dimensionemos las cosas: unos jóvenes son incapaces de ganar en el futbol representando a México mientras otros se llevan el título en un certamen internacional. Tienen pesos específicos distintos, pero de un proyecto al otro, preferimos sin duda el segundo.
 
dirección@universopyme.com.mx