Opinión

Joselo Fernández peleará
por concesión de radio

1
 

 

IFT

Pasaron ya once años desde que Joselo Fernández vendió Grupo Imagen y modificó el rumbo de sus intereses empresariales, dedicándose a otras industrias, entre las que se encuentra el desarrollo inmobiliario y hasta un negocio vinícola. No obstante ello, en el ADN de la familia Fernández y de Joselo existe la determinación de que la experiencia en la industria de la radiodifusión que habían acumulado podría ser explotada de nueva cuenta para dinamizar al sector. Quiere regresar, participando en los procesos licitatorios que ha empezado a abrir el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de Gabriel Contreras.

El modelo de participación que Fernández imagina como ideal incluye una estación radiofónica en la ciudad de México. Es la joya de la corona. Pero esa posibilidad está por el momento, si bien no en la congeladora, sí en una especie de refrigerador; porque el IFT ha decidido abrir ciertas consultas públicas para evaluar la posibilidad de reducir la distancia entre radiodifusoras de frecuencia modulada (FM), y se está tomando su tiempo para decidir si el Valle de México merece duplicar el número de estaciones.

A la fecha hay una consulta pública para la licitación de frecuencias, pero no en la capital. La consulta es obligada para el IFT y muestra las fases claves del proceso licitatorio. En la primera etapa, por ejemplo, la fecha más importante será el 22 de abril, cuando los empresarios que deseen deberán entregar la garantía de seriedad para participar, así como la opinión favorable de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras. En mayo habrá una segunda etapa con subastas de prueba, y los concursos licitatorios reales serán el 16 de mayo.

A partir de esa fecha se conocerán a los ganadores de nuevas concesiones de AM y FM en el país. En este proceso hay un punto importante y que tiene que ver con la cantidad de espectro que utilicen los actuales concesionarios de radio y que finalmente el IFT acuerde como rasero para dejarlos participar o no. Es decir, el IFT deberá decidir si aquel que ya posee determinado número de estaciones o espectro en uso puede participar, o si queda descalificado para darle entrada a quienes no tienen nada.

En el plan estratégico de Fernández se establece que la licitación de frecuencias de radio en México abre una oportunidad histórica por dos razones: (1) hacía muchos años que no se asignaban concesiones de radio; y (2) sólo queda una ventana de pocos años para que la radio digital y los servicios por internet modifiquen los fundamentos de esta industria. De ahí que incluir el Valle de México le resulta prioritario.

El primer trimestre de 2016 será determinante para conocer el futuro de la radio en el país.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Cinco predicciones para México en 2016
Los cinco personajes de negocios de 2015
Farmacéuticos rechazan hablar de medicinas