¿Sufragio efectivo?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Sufragio efectivo?

COMPARTIR

···
Opinión

¿Sufragio efectivo?

18/01/2018
1
   

   

América Latina es muy vulnerable a un ataque cibernético. (Especial)
,

Hemos empezado a cobrar consciencia de la posibilidad real de que nuestras próximas elecciones sufran un ataque cibernético, similar a lo que ha ocurrido en Gran Bretaña, con el Brexit; en Estados Unidos, con la intervención en sus campañas, y en España, con la independencia de Cataluña.

En México, no contamos con una estructura de inteligencia capaz, no digamos capaz de tomar medidas en el asunto, sino siquiera de detectarlos. Por ello, no se puede descartar la reciente declaración del General H.R. McMaster, asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, en el sentido de que ven señales preocupantes de actividad opaca en redes sociales en torno a nuestras elecciones.

Hay hechos que son innegables. Cambridge Analytica, la empresa contratada por la campaña de Donald Trump para llevarlo a la presidencia, ya opera en México. No sabemos quién es su cliente, o siquiera si tiene alguno, pero sí sabemos que tiene la capacidad operativa para, por lo menos, hacer travesuras. Esta empresa es el brazo norteamericano de SCL Group, compañía inglesa fundada por el empresario iraní Vincent Tchenguiz, con intereses en bienes raíces en Gran Bretaña, y socio de Dimitri Firtash, oligarca ucraniano aliado de Vladimir Putin, y socio de Paul Manafort, exjefe de campaña de Trump. SCL orquestó la campaña @LeaveEUOfficial, que logró voltear el resultado del Brexit y, de paso, al mundo entero.

Ante ese éxito, SCL fundó Cambridge Analytica, con Robert Mercer y su hija Rebekka como socios mayoritarios. Son los dueños de Breitbart News y los más grandes contribuyentes al Partido Republicano. En la precampaña, Cambridge Analytica trabajó para Ted Cruz y logró un triunfo notable en Iowa, pero no fue suficiente para detener a Trump. Por ello, cuando fue evidente para Mercer que su carta fuerte era Trump, cambió su estrategia. Mercer se dijo dispuesto a apoyar a Trump, mientras que Trump aceptara en su equipo a Steve Bannon como estratega y a Kellyanne Conway como asesora, además de los servicios de Cambridge Analytica. El resto es historia. Los orígenes de intereses rusos de Cambridge Analytica, más los múltiples contactos comprobados del equipo de Trump con funcionarios rusos, más el contenido del expediente del exagente secreto británico Christopher Steele, son algunos de los elementos que estará usando Robert Mueller, el fiscal especial en el caso del contubernio Trump-Rusia para su investigación.

Después del Brexit, las agencias de inteligencia de Europa ya no tenían dudas. Rusia estaría intentando interferir en los procesos internos de diversos países, principalmente usando campañas de desinformación y hackeo de datos, que después diseminaba a través de WikiLeaks y el uso de 'trolls' (cuentas falsas manejadas por individuos) y 'bots' (generación automática de millones de mensajes electrónicos dirigidos a cuentas específicas).

En Francia, al enterarse del hackeo de sus comunicados de campaña, Emmanuel Macron dio a conocer toda la información antes de que WikiLeaks lo pudiera diseminar. En Holanda, ante el peligro de un hackeo directo a los sistemas de voto, decidieron eliminar el voto electrónico, y hacer el conteo a mano. En Alemania también se blindaron.

México siempre ha sido estratégicamente importante para Rusia. Desde tiempos de Stalin, el asesinato de Trotsky, el paso de Lee Harvey Oswald por la embajada rusa en México y otras muchas 'conspiratsias', para usar un término Flemingesco, la vecindad de nuestro país con Estados Unidos ha sido un asunto que Rusia siempre ha cuidado. Es por ello que no está claro de qué lado están.

A juzgar por lo que se ve de México en los medios rusos controlados por el Estado, en donde tienen foro los apologistas de Andrés Manuel López Obrador, él es el favorito. Pero con los rusos nunca se sabe. Lo que dicen, con frecuencia, no es lo que hacen.

¿Qué podemos hacer? Ni el Cisen ni el INE tienen las herramientas. Esperemos que la parte de la campaña que busca deslegitimar a la prensa no tenga éxito. Y que quienes, de este noble oficio contribuyen a esta nefasta campaña, recapaciten.

Twitter: @jorgeberry

También te puede interesar:
'Fuego y Furia'
También allá
Lo que viene

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.