¿Y qué pasó con la amenaza marca Trump para los mexicanos?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Y qué pasó con la amenaza marca Trump para los mexicanos?

COMPARTIR

···

¿Y qué pasó con la amenaza marca Trump para los mexicanos?

01/10/2018
Actualización 02/10/2018 - 9:02

Recuerdo cómo hora tras hora cambiaron los gestos de varios colegas comunicadores durante aquel 8 de noviembre.

La transmisión empezó en la mañana con cierto optimismo ante la aparentemente mayor posibilidad de que Hillary Clinton venciera a Donald Trump en la elección de 2016.

En cuanto esa noche evidenció la victoria de quien tachaba a los mexicanos de criminales, los rostros en la televisión se volvieron duros, tristes. Una suerte de tragedia para México se asomaba allende el río Bravo y quienes estaban frente a las cámaras no podían ocultar sus sentimientos.

Pero casi dos años después, a Mónica Flores le va muy bien y eso es bueno para quien busca empleo, además muestra lo que hasta ahora es el error cometido al anticipar una catástrofe que al menos por la causa de Trump no termina de llegar a México.

Flores encabeza Manpower Group en México y puede difundir la información que obtiene en su empresa a los miembros de la Amcham, la Cámara de Comercio Americana que ella preside y que agrupa a grandes compañías extranjeras instaladas en el país. Marco Andreazzi, de P&G; Craig Breese, de Honeywell, y Jorge Torres, de Fedex, están ahí, entre muchos otros directivos de corporativos de la nación vecina.

El crecimiento de las exportaciones hacia Estados Unidos y el buen curso de las remesas que llegan desde esa nación influyeron entre otros factores en que el empleo en México pase por una atípica bonanza por su cantidad, no hablamos hoy de calidad. Tampoco entraremos en las cifras macroeconómicas oficiales que están en récord.

Me refiero esta vez a otra señal interesante: Manpower recién distribuyó su Encuesta de Expectativas de Empleo ManpowerGroup México 4Q 2018, que parte de un cuestionario que realizó a cuatro mil 804 empleadores instalados en el territorio nacional. Es un ejercicio trimestral.

Su más reciente versión indica que en este trimestre que acaba de empezar habrá más plazas laborales. La pregunta textual que contiene el cuestionario es “¿Prevé usted movimientos laborales en su organización para el próximo trimestre (octubre–diciembre 2018), en comparación con el trimestre actual?”.

“El 16 por ciento de los empleadores espera incrementar sus niveles de contratación, 3 por ciento anticipa una disminución y 80 por ciento no prevé cambios, resultando una Tendencia Neta del Empleo de +13 por ciento”, detalla el estudio.

“Una vez aplicado el ajuste estacional, la Tendencia se ubica de igual manera en +13 por ciento. Los niveles de contratación mejoran por dos puntos porcentuales en comparación con el trimestre anterior y permanecen sin cambios en comparación con el 4Q 2017”, explica el mismo documento.

Que se mantenga el ritmo de 2017 luce positivo pues el año pasado mejoró una tendencia respecto a los anteriores. El mismo CFO de Manpower, John T McGinnis, advirtió en julio del buen comportamiento de su negocio en México, consistente en administrar la contratación de personal para otras compañías: “En México verán una muy, muy fuerte mejora en los márgenes”, destacó ante analistas que siguen el precio de la acción de la empresa.

Según Manpower, las mejores tendencias de crecimiento en el empleo están en Tlaxcala, Yucatán, Baja California, Querétaro e Hidalgo, en ese orden. Quintana Roo, Chihuahua, Guanajuato o Nuevo León también están en una ola optimista. ¿En dónde batallan? En la zona petrolera, particularmente Campeche. El Estado de México y la Ciudad de México también se ubican del lado bajo de la tabla, pero en cualquier caso, de lado positivo.

La crisis marca Trump no llega y después del acuerdo revelado el domingo entre Estados Unidos, México y Canadá, al contrario. Las cosas podrían mejorar en esta región súbitamente “rebautizada” como #USMCA.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.