El día después de Banxico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El día después de Banxico

COMPARTIR

···

El día después de Banxico

19/12/2017
1
 

 

Banxico
,

El Banco de México elevó la tasa de referencia en 25bp, sorprendiendo a algunos analistas y participantes del mercado, entre ellos yo. Si bien el consenso estaba del lado del alza, consideraciones de tipo fundamental y estratégicas me hacían pensar que guardarían las municiones para un día de lluvia. No fue así. A continuación, mis reflexiones a raíz de tal decisión. Me concentro en sólo tres puntos.

El mensaje. El alza parece haber estado justificada por un deterioro en el balance de riesgos sobre la inflación y el alza previa de la Fed. Se ofreció un tono halcón o sesgado a un perfil firme contra la inflación. Se elevó la tasa de referencia en 25 puntos base (pb) sin señalar explícitamente el inicio de una nueva fase de alzas o la necesidad de complementar la decisión. De hecho, se optó por confirmar la disposición de Banxico a actuar de manera oportuna de presentarse un deterioro inflacionario.

El impacto. Al cierre de la primera sesión de la semana y en comparación con el día previo a la decisión de Banxico, el mercado ahora anticipa 100pb adicionales de alzas distribuidos durante 2018. Previo a la decisión de Banxico del jueves pasado, el mercado esperaba sólo la mitad (50pb). Es decir, los mercados interpretaron la información incluida en el comunicado como una alerta de alzas adicionales.

Sumado a lo anterior, la compensación por inflación implícita en los valores gubernamentales de corto plazo agregó al menos 10pb en el periodo mencionado, mientras que la de largo sólo mostró movimientos marginales. Lo anterior nos podría sugerir de entrada que los participantes en el mercado de renta fija gubernamental en general ponderan o una mayor inflación de corto plazo y/o un mayor riesgo de deterioro.

La pregunta. Lo anterior nos deja frente a una pregunta clave: ¿qué habría querido lograr Banxico con su alza en término de manejo de expectativas? Si bien hubo un alza, ésta se antoja marginal en cuanto a su impacto sobre la inflación y sus expectativas dentro del periodo de efectividad de la política monetaria local. ¿Lo anterior sugeriría la necesidad de un ajuste adicional? La experiencia indica que Banxico habría sido más explícito en tal sentido.

Desde mi punto de vista, la decisión de alza de 25pb fue resultado de ponderar el dilema entre el deterioro en el balance de riesgos sobre la inflación y una trayectoria menos acelerada de descenso durante 2018 en contraste con el limitado margen restante de alzas frente a un incierto primer semestre del año (con continuación de negociación del TLC y elecciones presidenciales incluidas).

Así, considero que alzas adicionales no formarían parte del plan de vuelo de Banxico. No obstante, creo que es de esperarse que se mantenga el dedo en el gatillo durante el primer semestre del año y reconozco que las probabilidades de disparo son altas.

,

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Alza de Banxico no es cosa segura
Reforma fiscal, ¿una victoria para Trump?
La inflación sin Banxico

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.