Banxico: Tres claves para las siguientes semanas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico: Tres claves para las siguientes semanas

COMPARTIR

···

Banxico: Tres claves para las siguientes semanas

09/10/2018
Actualización 09/10/2018 - 10:11

No hubo sorpresas. Es cierto que la expectativa era que Banxico no modificara el nivel de la tasa de interés de referencia de política monetaria en su reciente reunión. También es cierto que no se esperaba que la Junta de Gobierno abandonara el sesgo 'halcón' o de firmeza frente a los riesgos inflacionarios. No obstante, de la reunión del pasado 4 de octubre a la fecha, considero importante subrayar tres elementos a tomar en cuenta para las siguientes semanas y, sobre todo, para las próximas reuniones del 15 de noviembre y del 20 de diciembre.

Primero, no es que Banxico se haya desligado por primera vez de las decisiones de la Reserva Federal (Fed), nunca estuvieron oficialmente ligadas. Lo que sucedió es que el comportamiento del ciclo económico, inflacionario y condiciones financieras generales han divergido lo suficiente como para que las decisiones de política monetaria hayan contrastado -la Fed volvió a elevar en 25 puntos base (pb) el nivel de su rango de referencia el pasado 26 de septiembre, mientras que Banxico se mantuvo sin dictar cambio.

Banxico lo advirtió desde los meses previos a que iniciara el proceso de normalización la Fed (diciembre 2015). En aquel periodo la autoridad monetaria local fue clara en comentar que las decisiones de política monetaria iban a tomar en cuenta aquellas de la Fed, pero que no se trataba de una decisión en automático. En el último de los casos dependería de un conjunto de elementos y la decisión de la Fed sólo sería un elemento más -muy importante sin duda- a considerar.

Así, hoy tanto el ciclo económico como otros determinantes del proceso inflacionario apuntan en direcciones relativamente distintas en ambos lados del río Bravo. Más aún, ambas autoridades monetarias se encuentran en distintas fases de 'normalización': la Fed con una conclusión que para muchos ya está a la vista y Banxico aguardando el momento propicio para iniciarla.

En el camino, sin duda el diferencial de tasas de interés seguirá siendo un elemento central por considerar por parte de Banxico -en la medida en que las incertidumbres locales se relajen, habrá motivos para no tener que mantener un diferencial muy amplio.

Segundo, Banxico parece haber sido claro en el tipo de factores que detonarían un nuevo ajuste en la tasa de referencia al alza. En específico, Banxico reiteró su énfasis en el seguimiento de la inflación subyacente. Por ende, muestra preocupación de que las actuales y temporales presiones inflacionarias sobre los bienes no-subyacente pudieran seguirse transmitiendo al componente subyacente.

De esta forma, los siguientes tres datos de inflación quincenal serán clave en la decisión de noviembre. En específico, la ausencia de presiones evidentes sobre el comportamiento de los precios subyacentes (y subyacente fundamental) será clave para que Banxico opte por no incrementar la tasa de fondeo. Se le sumaría el comportamiento del tipo de cambio, las expectativas inflacionarias y la colección de riesgos e incertidumbres relacionados con la inflación.

Tercero, estamos viviendo una etapa inusual en términos de la conformación de la Junta de Gobierno. No recuerdo un referente donde con casi dos meses de antelación conociéramos la identidad de un nuevo relevo en la Junta de Gobierno en Banxico. Me refiero a la eventual candidatura, y muy probable confirmación por parte del Senado, del economista Jonathan Heath como relevo del subgobernador Manuel Ramos Francia.

De alguna forma, y desde el punto de vista del mercado, hoy tenemos una Junta de Gobierno integrada por seis miembros (los cinco actuales y el eventual nuevo miembro). Siendo mas claro, mientras que las declaraciones recientes y futuras del candidato a subgobernador no tendrían repercusiones en las decisiones inmediatas (al menos la de noviembre); sus opiniones respecto al entorno y posibles opciones de política para el año que entra y los siguientes ya son consideradas por los mercados y analistas.

En este contexto, los participantes en los mercados se esfuerzan por catalogar a Jonathan Heath, ya sea como 'paloma' o 'halcón'. Su esfuerzo podría ser en vano o su conclusión equivocada. Pocos economistas poseen el nivel analítico y crítico de Heath, así como su orientación a los datos, su interpretación y limitantes. Creo entonces que el candidato a subgobernador no tendrá un sesgo per se y contribuirá con un perfil crítico, técnico y muy público dentro de la Junta.

Joel Virgen es el Economista en Jefe para México del BNP Paribas con sede en Nueva York, EUA. Sus opiniones no necesariamente representan las de la institución bancaria internacional.

Twiter: @joelvirgen

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.