Alza de Banxico no es cosa segura
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alza de Banxico no es cosa segura

COMPARTIR

···

Alza de Banxico no es cosa segura

12/12/2017
1
 

 

Banxico
,

Los mercados le asignan una probabilidad de 75 por ciento a que Banxico eleve su tasa de referencia en 25 puntos base (pb) este mismo jueves. Tal es la expectativa implícita en la curva de derivados de TIIE al cierre de la sesión del lunes. A tal expectativa también se suma el consenso de analistas de la encuesta de Bloomberg. No obstante, en mi caso opino que un alza no debe ser dada por hecho, aunque reconozco que tal posibilidad no es para nada desdeñable. A continuación cinco razones por las que Banxico podría no dictar movimiento alguno esta semana.

Primero, muy probablemente la Reserva Federal elevará su rango de referencia en 25pb esta misma semana. No obstante, recordemos que desde el inicio del actual proceso de normalización monetaria en Estados Unidos (EU), Banxico fue enfático en aclarar que movimientos en la misma dirección y magnitud no debían ser consideradas en automático. En última instancia, la reacción del Banco Central mexicano dependería de los determinantes locales y su afectación sobre la inflación. Es justo en este punto donde debemos reconocer que por el momento las tendencias de mediano plazo en inflación en EU y México ya apuntan en sentidos contrastantes y las consideraciones de demanda agregada parece sugerir algo muy similar.

Segundo, a nivel local las presiones inflacionarias al alza y su impacto en expectativas continúan primordialmente concentradas en el corto plazo. Lo anterior implicaría que en el horizonte de efectividad de la política monetaria a nivel local, no es obvia la necesidad de una nueva alza en la tasa de fondeo. Lo anterior lo apoyaría la expectativa generalizada de caída en la inflación durante 2018 y lo complementaría la evidencia de anclaje de expectativas de inflación de mediano y largo plazos en la generalidad de las encuestas.

Tercero, si bien el objetivo del Banco Central local está enfocado en la inflación, las consideraciones de crecimiento económico son relevantes en cuanto que se traducen en presiones en precios hacia adelante. En este sentido, conviene recordar que el balance de riesgos sobre la actividad económica parece sesgado a la baja -aún tomando en cuenta la naturaleza temporal de los efectos adversos asociados al terremoto de septiembre de este año.

Cuarto, penden todavía un conjunto de incertidumbres que hacen aconsejable 'ahorrar las balas' para lo que pudiera surgir hacia adelante. Ejemplos de estas fuentes de incertidumbre son los proceso de renegociación del TLCAN y electoral de 2018. A lo anterior se le sumaría las posibles implicaciones de una reforma fiscal en EU convertida en ley. Así, considerando que el espacio de astringencia monetaria a nivel local se ha venido estrechando en el último par de años, de existir espacio adicional de alzas, éstas deberían ser mejor administradas.

Cinco, no han sido pocos los que sostienen que un alza sería la mejor carta de presentación del nuevo gobernador de Banxico. Difiero. Dado el limitado margen de astringencia vigente, el mantenerse sin cambio pero con un tono claro de endurecimiento y cautela ante los eventos recientes y futuros bastarían para confirmar el perfil responsable y autónomo de Banxico -el cual estoy seguro continuará.

Tomando todo lo anterior en consideración, y reconociendo que se trata de una decisión difícil, creo que un análisis cuidadoso nos lleva más bien a pensar que Banxico no elevaría la tasa de referencia esta semana.

,

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Reforma fiscal, ¿una victoria para Trump?
La inflación sin Banxico
¿Se acaba el TLCAN?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.