Sistemas anticorrupción, más que buenas intenciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sistemas anticorrupción, más que buenas intenciones

COMPARTIR

···

Sistemas anticorrupción, más que buenas intenciones

29/05/2018

En el proceso electoral de este año, creo que ningún candidato a la presidencia ha hecho explícito que consolidará el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) e impulsará mediante la Conferencia Nacional de Gobernadores la correcta implementación de los Sistemas Locales Anticorrupción (SLA) como parte de sus prioridades en caso de ganar. Entonces, ¿se fortalecerán, se reformarán o desaparecerán los sistemas? Hoy en México tenemos un diseño normativo e institucional para controlar la corrupción que ni Obama lo tuvo. Hace tres años se modificó la Constitución, hace un año entró en vigor el SNA y ya venció el plazo para que las leyes y los SLA estén en marcha. Pese a tener buenas normas, la plena implementación del SNA y los SLA está inconclusa y, quizá por esta razón, aún no observamos resultados.

En el SNA están pendientes los nombramientos del fiscal anticorrupción y de los magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Sin ellos, la identificación y el castigo de posibles actos de corrupción no arranca. En los SLA, el panorama es más complejo dada la diversidad de contextos y capacidades. En algunas entidades hace falta nombrar a fiscales y magistrados anticorrupción; en otros se nombraron Comités de Participación Ciudadana (CPC) compuestos de integrantes con posibles lealtades cuestionables o no se han asignado los recursos presupuestales necesarios para arrancar. Además, la población y algunos servidores públicos desconocen la relevancia de los sistemas anticorrupción y las nuevas responsabilidades y oportunidades que conllevan. Al mismo tiempo, en el seno del SNA se delibera la Política Nacional Anticorrupción que será fundamental para homologar y articular las políticas públicas para controlar la corrupción en todo el país. En pocas palabras, estas semanas y meses son fundamentales para la construcción y sobre todo la puesta en marcha de las instituciones que deben controlar la corrupción en nuestro país.

Hacen falta acciones concretas de servidores públicos y de la población para prevenir que se demore el avance del SNA y de los SLA y que los candidatos dejen clara su postura ante los sistemas. Por una parte y en este sentido, el miércoles 30 de mayo en el INAI recibiremos a los representantes de las tres coaliciones que postulan candidatos a la presidencia para presentar Opacidad y corrupción: ensayo sobre la definición del problema que entrelaza al Sistema Nacional de Transparencia y el Sistema Nacional Anticorrupción del Dr. Mauricio Merino(1). Por otra parte, desde el INAI, de la mano de USAID, integrantes del CPC nacional, instituciones públicas y sociedad civil, impulsamos las “Jornadas anticorrupción y de participación ciudadana” que se han organizado en la Ciudad de México, Veracruz, Nayarit, Oaxaca y próximamente en Chihuahua, Yucatán y otros estados. El Instituto impulsa esta agenda como integrante del Comité Coordinador del SNA.

Estas jornadas han tenido un amplio poder de convocatoria porque ofrecen acciones concretas para hacer frente a los retos de corto plazo y en función de cada contexto. Durante estos eventos se da voz a los miembros de los SLA, en particular a los integrantes de los CPC para conocer los retos de implementación. En segundo lugar, se presenta el Manual del SNA y el nuevo régimen de responsabilidades de los servidores públicos(2), elaborado por Fundación Ethos, y se imparten talleres prácticos a servidores públicos y ciudadanos interesados en entender y apoyar la implementación del marco institucional anticorrupción y de transparencia. En tercer lugar, se imparten capacitaciones a periodistas sobre cómo utilizar el derecho de acceso a la información, cómo contar historias a partir de grandes volúmenes de información y cómo dar seguimiento a los SLA. En cuarto lugar, se da a conocer el proyecto Héroes Ciudadanos que concientiza sobre la cultura anticorrupción a padres de familia y estudiantes de educación básica(3). Por último, a partir de esta semana está disponible el Manual El Sistema Nacional Anticorrupción y sus vínculos con el Sistema Nacional de Transparencia, elaborado por el proyecto de transparencia de USAID, que también presentaremos en las jornadas por venir(4).

Obras son amores, que no buenas razones. Hoy son necesarias acciones que ayuden a cumplir con los procesos previstos en las leyes anticorrupción y divulgar entre la población que el SNA y los SLA son la vía que los mexicanos nos dimos para controlar la corrupción. Hoy más que nunca sobran las buenas intenciones, se requieren acciones puntuales que permitan la plena implementación del SNA y los SLA.

(1)http://eventos.inai.org.mx/cuadernotransparencia26/

(2)https://ethos.org.mx/es/ethos-publications/sna-y-el-nuevo-regimen-de-responsabilidades-2/

(3)http://www.heroesciudadanos.mx/

(4)http://snt.org.mx/images/Doctos/informacion/estudios/manual_sna_snt.pdf

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.