Opinión

Jirones de izquierda

 
1
 

 

AMLO (Eladio Ortíz)

Que las preclaras mentes históricas corrijan a Gil: la izquierda mexicana, o eso que se llama izquierda, ha vuelto a la división política de finales de los años setenta. Cada grupo en su casa y Dios en la de ninguno; ustedes por el norte, nosotros por el sur. Reaccionarios, revisionistas (re-re); ultras, hirsutos, espetaban los otros.

Los resultados electorales de esa izquierda serán del tamaño de esa desintegración. Los autores de esta fisión (ción-sión) suben y bajan de los templetes, se tiran huevos podridos al rostro, entran al jaripeo, lazan ganado, gran palenque, en fon.

Gil lo leyó en su periódico La Jornada, durante los actos de apoyo a los candidatos a diputados federales de Morena en la ciudad de México, Liópez lanzó cuchillos afilados a la rueda perredista: “Por eso nos salimos (del PRD), porque se fueron con Peña; decidieron hacer política en el viejo molde corrupto. Por eso pintamos nuestra raya a tiempo”. Anjá. Una rayota, la frontera del dinero que recibía el PRD.

Cosas de la vida

La regla política recuerda que mientras le fueron útiles los dirigentes perredistas al gran líder, los usó hasta arrugarlos. Ah, les beaux jours en los cuales Zambrano levantaba la voz para denunciar el fraude de la mafia en el poder, Gilga se refiere a la de 2012, porque se reconocen distintas mafias en el poder, aunque se sabe que en el fondo es una sola: la mafia mafia del poder poder, o como sea, caray, con tanta mafia a Gamés se le hacen engrudo las bolas, ¿no les digo? Perdonen ustedes.

Mientras Liópez les daba palmadas a unas señoras gorditas que al parecer son candidatas sorteadas a diputaciones plurinominales, dijo a cuello en voz: “Ahora sus dirigentes (del PRD) han optado por hacer política para sacar provecho personal, es la lucha del poder por el poder, por la ambición al dinero y a los lujos, a la fantochería”. Duro con ellos, Liópez destrózalos. Como dirían en el circo: quel spectacle. Sí, desde que no hay animales, en los circos se habla en francés.

¿Quién fue el autor?

¿Quién dividió a la izquierda? ¿Cuál izquierda?, se preguntarán la lectora y el lector: la que estuvo a punto de ganar la presidencia en las elecciones de 2006. Gran pregunta, y gran respuesta: Liópez no supo mantener en unión a ese partido; al contrario, le dio de hachazos, lo hizo añicos, lo enfrentó con todas las instituciones, lo acercó al abismo (qué bien se siente dramatizar).

El PRD sucumbió al pragmatismo, o como se llame a esa acción de los intereses que derrota a los principios (cuando Gil escribe como alumno del CIDE, baila de felicidad). ¿Qué tenemos? Jirones de izquierda ¿Qué saldrá de esto? Nada, de momento ni un poco de porvenir. No se lo tomen a mal a Gilga pero mejor, con esa izquierda tan de derecha, más vale esperarnos unas cuantas décadas. ¿Sí o no?

Lázaro Garrido

Oigan esto: en Tabasco, durante un acto en recuerdo del 72 aniversario luctuoso de Tomás Garrido Canabal, los organizadores pusieron la imagen del general Cárdenas. Caracho, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, pero da igual. A ver, quiénes podrían diferenciar entre una imagen de Ávila Camacho y otra de Ruiz Cortines. ¿Apostamos? Bien pensado, todos podrían ser Lázaro Cárdenas: Obregón, Calles, Portes Gil, Ortiz Rubio. Todos somos Carmen; perdón, todos somos Cárdenas.

Aguas

Korenfeld renunció a su cargo como director general de la Comisión General de Aguas: “Como seres humanos siempre seremos susceptibles a equivocarnos, pero debemos tener la valentía de aceptarlo, ofrecer disculpas y asumir las consecuencias”. Hasta luego, amigos. Gil lo dijo: el vigoroso Virgilio Andrade (vi-vi) no se anda por las ramas, tremendo este Virgilio, ¿de qué se ríen?, ¿lo dudan?

Sí, señoras y señores, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras los camareros se acercan con las bandejas que soportan Glenfiddich, Gamés pondrá a circular la máxima de García Lorca en el mantel tan blanco: “Mira a la derecha y la izquierda de tu tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Relojeros en el fango
La rodilla de cristal
Síganles dando