Opinión

JFCA da la razón a Aeroméxico


 
 
La autoridad laboral estaría por dar la razón a principal línea aérea del país para modificar su relación laboral con sobrecargos.
 
Ya le he comentado que después del 11 de septiembre de 2001 el negocio de la aviación comercial en todo el mundo cambio dramáticamente, lo que ha obligado a las aerolíneas a implementar programas de reducción de costos a la voz de ya.
 
Por lo pronto el dictamen que emitió el equipo de peritos de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) que analizó la situación que guarda el contrato colectivo de trabajo de los sobrecargos de Aeroméxico con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) refleja esa necesidad.
 
Se sabe que la autoridad laboral en congruencia con el convenio firmado el 1° de junio pasado, propondrá modificar y eliminar diversas cláusulas para los futuros sobrecargos.
 
La realidad es que de no hacerlo Aeromexico que dirige Andrés Conesa Labastida tendría que subir sus tarifas, lo que evidentemente traería como consecuencia una menor competitividad y pérdida de participación en el mercado.
 
Le adelanto que será a través de un laudo de JFCA que emitirá su dictamen definitivo en los próximos días para que ASSA que lidera Ricardo del Valle reconsidere su posición radical para los sobrecargos de nuevo ingreso.
 
Varias fueron las pruebas que tomaron los peritos para darle la razón a Aeroméxico. Una que llama la atención es que el sindicato que lidera Del Valle propuso tiempo atrás un nuevo contrato, más flexible y menos costoso, en caso de que Mexicana de Aviación volviera a volar.
 
Otra prueba es que si se comprara el contrato colectivo de la aerolínea contra la de sus competidores resulta evidente la diferencia en condiciones de productividad y competitividad, así como de sueldos, donde la diferencia es del doble contra lo que paga Interjet o Volaris.
 
La ruta del dinero
 
Se comenta que en el gabinete presidencial hay cierta molestia por los mensajes enviados entre líneas por el principal consorcio de telecomunicaciones. Los expertos en números ya hicieron cuentas y tienen bien claro que las inversiones no han sido tan cuantiosas como Telmex de Héctor Slim Seade presume. La prioridad para el equipo de Enrique Peña Nieto y entre los legisladores cercanos a los acuerdos tomados en el Pacto por México es sacar adelante una buena legislación secundaria en materia de telecomunicaciones, de modo que no estarán muy dispuestos a ceder ante las presiones del gigante telefónico que quiere, como lo ha hecho en ocasiones anteriores, condicionar la inversión de capitales en nuestro país a la obtención de ventajas competitivas frente a los nuevos jugadores que buscan ganarle participación de mercado. En realidad, dicen, han sido empresas más pequeñas las que han invertido mayores cantidades en infraestructura para ampliar sus redes y obtener nuevos usuarios. Esas inversiones sí suman en la cuenta favorable para el país. El caso es que el binomio Telmex-Telcel, en cambio, ha preferido llevarse sus dineros para construir infraestructura en naciones de Latinoamérica donde enfrenta condiciones de verdadera competencia.
 
Ya veremos si en esta ocasión el equipo presidencial se mantiene en lo dicho, aún cuando la presión y el ruido mediático que se comienza a dar estarán dirigidos a doblarlos y a imponer su monopólica voluntad…El INEGI que preside Eduardo Sojo Garza Aldape dio a conocer las cifras de actividad económica por entidad federativa donde el Distrito Federal de Miguel Angel Mancera Espinosa aparece en franco estancamiento ante la ausencia de motores locales para promover los negocios y el empleo.