Opinión

Jemeres Rojos en Chilpancingo

Gil no entiende nada de nada. Carlos Reyes, exdirigente del PRD, estaba en una reunión de trabajo en un salón de Chilpancingo con otros miembros de su partido y del Movimiento Ciudadano cuando un grupo de maestros golpeadores de la CNTE de Guerrero irrumpió en el salón y retuvo a quienes no pusieron pies en polvorosa.

Carlos Reyes y Bonfiglia Arizmendi Nieto, también perredista, caminaron durante dos horas por las calles de Chilpancingo obligados a llevar una manta que decía así: “Somos ratas del PRD”.

Aprendices de los Jemeres Rojos dirigidos por el dictador camboyano Pol Pot, estos polpotoianos amarran y hacen desfilar con letreros humillantes a quienes no piensan como ellos o a quienes consideran traidores, o a quienes simplemente han señalado como perros del mal. Como lo oyen.

Entrevistado por Ciro Gómez Leyva en su noticiero Por la mañana, Reyes dijo quitado de la pena que aceptó la humillación porque creyó que “evitaría así mayor violencia”. Quitado de la pena y puesto a chapotear en las aguas negras de la humillación. Gilga no pretende culpar a la víctima de los canallas de la CETEG, pero hay cosas ante las que hay que inconformarse, incluso por encima del miedo. ¿Por qué obedecer a estos rufianes?

No sobra decir que en este rito fascista el grupo de choque de la CETEG protestaba por la desaparición de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa. Después vendrán los castigos físicos. Veinte azotes al traidor. De verdad, no es chiste.

Selva y ley

En las imágenes de Chilpancingo se ve de todo, pero ni un solo miembro de la flamante Gendarmería. Si Gilga ha entendido algo, lo cual parece improbable, la única autoridad en Chilpancingo es el grupo de La Avanzada. Gamés lo leyó en su periódico Reforma. Se trata de 120 matarifes armados de palos y tubos, ellos incendian, destruyen, ofenden ciudadanos, humillan legisladores, arrasan con todo lo que se les atraviesa. Hacen y deshacen ante los ojos a veces cómplices, a veces críticos, pero siempre pasivos, de los ciudadanos de Guerrero.

La Avanzada nació durante las protestas contra la reforma educativa. Después del desalojo de la autopista del Sol, la CETEG decidió crear este grupo violento. En la nota de Jesús Guerrero de su periódico Reforma un miembro de La Avanzada dice: “Hasta este momento el gobierno ha mostrado una cautela para no reprimirnos o detener a los compañeros, pero seguramente más adelante sí lo hará”. ¿Cómo la ven? Sin la menor intención de albur, puro realismo y no precisamente mágico.

Los mismos golpeadores irrumpieron en una cafetería donde se realizaba una reunión de consejeros de la Junta Local Ejecutiva del INE y representantes de los partidos políticos. Los miembros de La Avanzada sacaron a los funcionarios a la calle y los polpotianos obligaron a los funcionarios a portar letreros en contra del presidente Peña Nieto, a decir su nombre y cargo. Luego les permitieron retirarse entre insultos. La próxima parada (no empiecen) importante de la CETEG: impedir las elecciones en Guerrero.

Otro desgobernador

Del desgobernador Ortega ni sus luces. En Guerrero no hay más autoridad que la de los miembros de los grupos violentos de la CETEG. Por si fuera poco, los padres de los 42 desaparecidos de Ayotzinapa cancelaron una reunión que habían pactado con Ortega Martínez.

Felipe de la Cruz afirmó que el trato con Ortega incluía sacar al Ejército de la zona y liberar a los presos políticos y eso no ocurrió así es que hasta luego. Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: aquí unos son ciegos y otros locos. No se lo tomen a mal a Gil, pero el señor Ortega no ata ni desata, no se sabe si tiene más confusión que miedo.

En una de esas carambolas de tres bandas de golpeadores, el gobierno del presidente Peña podría pagar los costos de una nueva omisión ahora con los ojos cerrados ante la CETEG. ¿Pide Gamés represión, golpizas, venganzas? No. Solamente contención, al menos la sensación (ción-ción) de que los violentos no pasarán sobre la autoridad como han pasado hasta ahora.

¿Cómo era la cita de El Rey Lear de Shakespeare?: “qué tiempos estos en que los ciegos son guiados por los locos”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX