Quieren mejores servicios, pero sin dar información
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Quieren mejores servicios, pero sin dar información

COMPARTIR

···

Quieren mejores servicios, pero sin dar información

23/01/2018
1
  

   

seguridad
,

Más bancos sin ventanillas ni sucursales; tiendas en las que podrás comprar sin tener que pasar por la caja porque se hará el cargo automático a tu tarjeta de crédito o débito; operaciones bancarias con tus datos biométricos; transacciones virtuales con 'monedas' que no son reconocidas, es parte de lo que ya se vive en el mundo financiero actual y donde las entidades financieras tratan de acomodarse a estos cambios.

En este nuevo entorno de competencia y convivencia entre bancos y empresas tecnológicas, sin duda tendrán que estar atentos a lo que los usuarios mexicanos están buscando. Suena interesante que en el Informe de Indra-Tecnocom de Tendencias en Medios de Pago se destaque que los clientes mexicanos no muestran gran disposición a compartir información personal a cambio de mejores productos y servicios financieros, y ventajas comerciales, más aún sin tener claridad sobre los beneficios obtenidos como contraprestación a la cesión de datos.

Según el informe, en México alrededor de 11 por ciento estaría dispuesto a compartir la información al nivel más alto con respecto a otros países de la región y de España, dato que resultará sin duda interesante explorar ya que en la propuesta de Ley Fintech serán los usuarios los encargos de autorizar o no a su banco que compartan la información transaccional a una empresa fintech, datos que pueden ser muy importantes para enfocarse en dar un servicio o producto basado en la forma en qué y dónde usamos nuestros plásticos, tema que se prevé sea debatido en la próximas semanas que inicie la discusión de la propuesta de ley que se encuentra en la Cámara de Diputados.

Los últimos datos de Indra mostraron que, en el caso de los mexicanos, aproximadamente dos de cada cinco realizarían pagos o cargos en cuenta y transferencias; recibirían información de sus cuentas bancarias o contratarían asesoramiento financiero a través de fintech. Y uno de cada tres contrataría créditos o préstamos personales, tema que si se analiza con el bajo nivel de confianza de compartir la información con un tercero, significará todo un reto y ahí es donde la competencia podría centrarse en este año, que puede ser clave para estar considerado como un banco moderno que tiene todo para sus clientes; en este proceso ya van varios más que encaminados.

* * *
Y en el otro lado de la moneda, se anunciaron relevos en dependencias de la Secretaría de Hacienda pero parece que se siguen olvidando que desde diciembre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) está acéfala. Sí, la que regula y vigila a todo el sector financiero. Lo bueno de los cambios fue la llegada de una mujer como subgobernadora que es Irene Espinosa; lo malo es que en la larga lista de nuevos nombramientos fue la única fémina incluida, ninguna otra fue integrada en puestos de primer nivel, nos falta mucho aún por avanzar en la equidad de género.

Esta semana es quizá la última en que Grupo Financiero Interacciones reporta como tal, ya que en este primer trimestre podría concluirse su integración con Banorte, pero antes de hacerlo dará a conocer su reporte anual de 2017, año que por los datos de los trimestre anteriores marcará ganancias récord, bajo el mando de Carlos Rojo.

Por lo pronto, la moneda está en el aire. 

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:

La expansión de los Coppel
Las batallas de los bancos
¿A qué le temen los banqueros en 2018?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.