Innovar para defraudar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Innovar para defraudar

COMPARTIR

···

Innovar para defraudar

05/06/2018

La innovación en los fraudes no sólo va en aumento, también desgraciadamente su aplicación y “éxito” al robar a miles de personas ya sea recursos de sus tarjetas de débito, a bancos que tienen que asumir el fraude cuando fueron usadas tarjetas de crédito, y al usuario común que ve reflejadas tasas de interés más altas ante el riesgo que va en aumento y que se traslada de inmediato.

Y si a esto, le sumamos que falta coordinación entre autoridades, regulación adecuada para atender a las víctimas y de sensibilidad de parte de directivos bancarios, el cóctel es por demás peligroso, ya que de la mano de un mayor número de usuarios y productos financieros, el crecimiento de los fraudes en contra de los clientes de la banca crece más, aún cuando lo clasifiquen como “pérdidas mínimas” en comparación con el volumen de transacciones, detrás de ese cargo no reconocido, sin importar el monto hay un cliente enojado, frustrado y decepcionado de que no fue protegido por “su banco”.

Sólo un ejemplo, cuando se trata de una reclamación por un “producto que no reconoce el usuario de haber contratado”, es decir, si sacaron una tarjeta de crédito a su nombre y la usaron, o compraron en línea y no vio su estado de cuenta, el tiempo promedio para gestionarlo es de 4.2 meses, esto porque el cliente se llega a veces a dar cuenta que se le cargó algo indebido 100 días después, cuando les empiezan a llegar las llamadas de cobranza.

Hay actualmente en la “tubería” propuestas, que a nosotros los consumidores nos pueden beneficiar ampliamente y que las instituciones bancarias, simplemente han dicho que no, claro falta que ganen la partida.

El Banco de México decidió hacer públicas discusiones sobre cambios legales para operar créditos de nómina, tipo de cambio que apliquen en tarjetas cuando se usen fuera del país y la que más discusión ha generado y un rotundo no de los bancos, es la referente a que así como los bancos en caso de una reclamación de un cargo no reconocido en una tarjeta de crédito aplican el reembolso en menos de 48 horas, mientras se lleva a cabo la investigación, se propuso que se haga lo mismo con las tarjetas de débito, lo cual han venido pidiendo desde hace más de dos años la Condusef, sin que nadie la escuchara, ahora a esa propuesta le han dicho también que no, alegando diversos impedimentos como tecnológicos. Cabe destacar que la principal queja, es en tarjetas de nómina por cargos no reconocidos, que los usuarios, ya sea por descuido o porque fueron víctimas de fraude al tener un gran número de ellos conocimientos básicos de su uso los hacen blanco fácil de los delincuentes, que les roban información y sustraen su quincena, ¿quién ganará? Esperemos que los usuarios.

Aunque ese es sólo un eslabón en la forma de resarcir el daño ante un fraude o robo de parte de terceros, la educación financiera será básica, y en eso aseguran antes de que termine el sexenio, podremos por fin ver fuerzas unidas en esa materia, ojalá así sea.

Y en el otro lado de la moneda, en el Banco de México (Banxico), ya estrenan nuevo director de Ciberseguridad, fue nombrado Alejandro de los Santos, quien ahora estará en proceso de diseñar las estrategias en esa área. Pero también, en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en donde se creará una vicepresidencia de Ciberseguridad se encuentran en busca del mejor “candidato o candidata” a ese cargo, por lo que sí tienen el perfil, ya saben dónde aplicar. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.