¿Confiarías en Facebook como banco?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Confiarías en Facebook como banco?

COMPARTIR

···

¿Confiarías en Facebook como banco?

17/04/2018
Actualización 17/04/2018 - 10:47

La red social Facebook ha ido avanzando y obteniendo autorizaciones en algunos países para cierto tipo de transacciones financieras básicas. En México, decían, hay amplio potencial de bancarizar a la población usando esta plataforma, pero tras el escándalo de Cambridge Analytica y el uso de datos que hicieron, quizá se estén replanteando muchos de ustedes si realmente les gustaría hacer alguna operación en esta red social que, como quedó demostrado, comparte información que finalmente es usada con otros fines.

En Chile, desde 2014, los contactos de esta red social pueden recibir ya dinero de un cliente de BBVA, aunque ningún dato financiero pasa por esta red. En México Banorte ya usa las redes sociales como WhatsApp y Facebook para enviar dinero con su aplicación PePer a los contactos de ambas redes, sin importar que seas cliente o no del banco; tampoco tienen acceso a la información.

La información es sin duda pieza clave para hacer negocios. Hoy los bancos, por ejemplo, tienen millones de datos sobre el uso que damos a nuestros plásticos -en qué zona nos movemos, qué compramos, a quién le pagamos, cuánto ahorramos-, los cuales aún no han aprovechado al máximo para hacer ofertas diferenciadas.

Ahora, si esta información la combinamos con nuestras redes sociales, el coctel puede resultar sumamente embriagador, ya que prácticamente se puede conocer el 'alma' de una persona en materia crediticia y social, en donde Facebook es una de las principales herramientas que los bancos han buscado conocer y la red social también ha mostrado interés en tener un perfil más financiero.

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, la llegada de las fintech, el uso de la inteligencia artificial y los millones de datos que tiene ya de por sí la banca de nosotros, los bancos confían en que puedan hacer frente a los gigantes tecnológicos que han buscado operar en el sector financiero, en especial Facebook. Se llegó a mencionar que sería difícil competir con un banco con más de mil millones de usuarios que acceden diario a la red a través de su celular. Hoy, esperan aprovechar que hay desconfianza en la plataforma por el manejo de los datos de sus usuarios. Claro que se les olvida a los bancos que no han logrado personalizar sus servicios y productos al uso que sus clientes hacen de las tarjetas de crédito y débito, y tampoco tienen toda la confianza de su lado porque las bases de datos de millones de usuarios también se encuentran en el mercado negro y sirven para distintos tipos de fraude.

Sin duda es un momento interesante para todos los bancos porque, de lograr posicionarse como una opción confiable, segura y moderna, tendrían una buena oportunidad para ganar más adeptos. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.