¿A qué le temen los banqueros en 2018?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿A qué le temen los banqueros en 2018?

COMPARTIR

···

¿A qué le temen los banqueros en 2018?

19/12/2017
1
 

 

volado
,

Justo hace un año el sector financiero y en especial el bancario aseguraban que no le temían a Donald Trump, tras haber ganado las elecciones presidenciales de Estados Unidos, ya que había instituciones fuertes en el vecino país que iban a servir de mediadores ante las distintas ocurrencias del hoy presidente estadounidense.

Un año después reconocen que se equivocaron, que si hubieran sabido todo lo que ocasionaría quizá no hubieran hecho esas declaraciones, pero a ‘toro pasado’ hoy se preocupan por los impactos que podría tener una mala renegociación del Tratado de Libre Comercio y, sobre todo, lo que ahora le toca a México vivir: las elecciones presidenciales.

En público, cada uno de los principales directivos bancarios aseguran que gane quien gane las elecciones presidenciales de 2018, el país está preparado para el cambio, pues en los últimos sexenios, primero con el cambio del PRI al PAN, no se vivieron problemas en el manejo macroeconómico y se continuó por el mismo camino con la administración panista, y con el regreso a manos priistas del manejo de las finanzas públicas, se mantuvo la estabilidad y el crédito creciendo a doble dígito, avanzándose con ello en la baja penetración del financiamiento con respecto al Producto Interno Bruto.

Sin embargo, en corto -aunque ya varios de ellos conocen de cerca al hoy puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, e incluso hay que recordar que fue a la Convención Bancaria en 2012 y tuvo un discurso moderado sobre no obligarlos a bajar comisiones o tasas de interés en sus productos- muestran preocupación. Primero por el manejo macroeconómico que pudiera darse de mayor endeudamiento si se aplican los distintos programas de ayuda que ha anunciado.

Lo que temen es la parálisis que también pueda darse en el cambio de gobierno -de ganar las elecciones López Obrado-, pues reconocen al académico que ha propuesto como secretario de Hacienda, pero más como profesor que como conocedor de las finanzas federales.

Los planes económicos de los candidatos presidenciales esperan conocerlos de cerca en la Convención Bancaria a realizarse en la primera semana de marzo en Acapulco pues, aunque se promovió su realización en la Ciudad de México ya que regresa a su formato de un día y medio, ir al puerto ya es una tradición y se decidió que sea allá.

La Convención será totalmente política y el platillo principal serán los candidatos. Hace seis años fue en mayo, ya en plenas campañas, y ahora será en el mes de 'silencio' establecido por el INE, por lo que sólo presentarían sus propuestas económicas de ganar la presidencia, pero no llamarían al voto, ya que las campañas formalmente iniciarían en plena Semana Santa a finales de marzo, por lo que quizá pudieran todavía moverla.

Algunos banqueros ya se han adelantado y en corto se han reunido con el candidato de Morena, Andrés Manuel. Con Meade de una u otra forma todos han tenido contacto y confían en él. Del candidato panista, Ricardo Anaya, poco hablan y comentan; de hecho en ese sector es casi un desconocido, poco o nulo contacto, pero tampoco dicen que les preocupe.

Le temen a que el negocio bancario se enfríe dado el ambiente político que se vivirá, que la gente no pida crédito en espera de saber qué pasará, aunque oficialmente sus pronósticos son de crecimiento, pero eso lo sabremos conforme avance el año. Mientras, los banqueros cruzan los dedos para que no haya sorpresas en 2018.

Y esta es la última columna del año, que sin duda fue de muchos retos y noticias, pero todo indica que 2018 lo superará. A todos, mis mejores deseos en estas fechas y lo mejor está siempre por llegar. Por lo pronto, la moneda, está en el aire y nos vemos en enero.

,

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Perder dinero fácil, aquí la fórmula
El sueño del bitcoin
La semana del adiós: Se van Interacciones, Meade y Carstens

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.