Opinión

Jean-Yves Le Drian, cerca de la 'reconquista total' de Mali


La 'reconquista total de Mali', objetivo trazado hace 2 semanas por Jean-Yves Le Drian, ministro de Defensa y Asuntos de Veteranos de Francia, está cada vez más cerca, luego de la caída de Timbuctú, el milenario cruce de caravanas y rutas comerciales del mundo antiguo, al tiempo que Estados Unidos también incrementó su presencia militar en África Occidental, con el despliegue de drones (aviones sin piloto) de reconocimiento en Níger.
 
De acuerdo con las fuerzas armadas galas, la resistencia en Timbuctú de Ansar Dine, una de las milicias aliadas de El Kaida, resultó menor a lo esperado y así soldados malienses se apoderaron de la ciudad, donde fueron recibidos por miles de habitantes descontentos con el rígido orden impuesto por los fundamentalistas, que agravó su pobreza al eliminar la industria turística.
 
Además, la alcaldía confirmó que antes de retirarse, los hombres de Ansar Dine quemaron documentos invaluables del siglo XII, reconocidos como patrimonio colectivo por la Unesco. Michael Covitt, titular de la Fundación de los Manuscritos de Mali, afirmó que se trató de una 'profanación contra la humanidad', ya que el material perdido "poseía la sabiduría de los tiempos y era el descubrimiento más importante desde los Pergaminos del Mar Muerto".
 
En el frente bélico, informó AP, los tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad sacaron ventaja de la campaña francesa sobre los integristas, al ocupar la ciudad de Kidal, también en la enorme región septentrional de Mali. Aseguraron que están listos para ayudar a la exmetrópoli en la lucha contra El Kaida en el Magreb Islámico (AKMI), pero no aceptarán la entrada de tropas malienses en Kidal, pues han ejecutado a civiles acusados de simpatizar con las milicias.
 
En todo caso, restaurar la autoridad del lejano y débil gobierno de Bamako en la zona norte, con extensión similar a la de Texas, será la tarea que enfrentará en las próximas semanas Le Drian, un socialista bretón que fungió como ministro del Mar en 1991-92 y que de supervisar la rápida salida de las fuerzas francesas de Afganistán pasó a la ofensiva en Mali, epicentro de un largo conflicto que tendrá ramificaciones en toda África Occidental, lo que demuestra el asalto de presuntos islamistas a una planta de gas en Argelia en represalia por la ayuda de ese país al ataque galo en Mali, que se saldó con la muerte de casi 80 rehenes argelinos y foráneos.
 
Uranio
 
Otra prueba de lo anterior es el permiso inmediato concedido por el presidente nigerino, Mahamadou Issofou, a la solicitud formulada por la embajadora norteamericana en Niamey, Bisa Williams, para que drones del Pentágono 'mejoren la inteligencia sobre los movimientos islamistas' en Agadez, región fronteriza con Mali, Argelia y Libia. Hace unos días, Issofou aceptó el arribo de unidades especiales francesas, que resguardarán depósitos de uranio indispensables para la industria nuclear del país europeo.
 
Aparte de una red de aviones espías sin matrícula, que operan dispersos en varios países africanos, Washington sólo tiene una base permanente de drones en Yibuti, a más de 5,000 kilómetros de Mali. El pequeño enclave del este, vital para la guerra en Somalia -donde EU también combate a supuestos alfiles de El Kaida-, también es una antigua colonia gala que sirve de plataforma para los socios occidentales en lo que WSWS llama 'la nueva carrera por África', que a su vez Time explica así:
 
"El peligro se propaga por todos lados, con las grandes riquezas petroleras que atraen a las firmas de Occidente en el vasto Sahel. Al sur de Argelia y Mali se halla Níger, un país pobre y desértico con la cuarta producción mundial de uranio; al oriente de Argelia se ubica Libia, donde varias empresas explotan parte de las mayores reservas de crudo del continente".
 
El grupo AKIM es, como el que surgió en el Afganistán de los años 80, un monstruo que se vuelve contra sus amos luego de expulsar a los soviéticos de Kabul y tratar de establecer una cabecera de puente en la guerra civil argelina. Al respecto, Asia Times aporta un dato esclarecedor: el comando que atacó la planta de gas en Argelia utilizó rifles AK-104, cohetes F5, morteros de 60 milímetros y uniformes de camuflaje que la OTAN y Qatar entregaron a los 'rebeldes' que derrocaron hace 2 años a Muamar Kadhafi en Trípoli.