#AuditorCarnal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

#AuditorCarnal

COMPARTIR

···

#AuditorCarnal

13/12/2017
1
   

    

La Federación a Coahuila como parte del FONE, la ASF identificó un faltante total 285 millones 749 mil pesos.
,

Hace unos meses, periodistas de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicaron un trabajo titulado 'La estafa maestra: Graduados en desaparecer dinero público'. En él documentaban la manera en la que el gobierno federal, a través de 11 dependencias, presuntamente utilizaba a 128 empresas fantasma para desviar recursos millonarios, triangulándolos en universidades del país –sí, así de complejo era su modus operandi–. El reportaje recogía la voz de Juan Manuel Portal, auditor superior de la federación, quién señalaba a los titulares de las dependencias como los responsables del desvío, aunque su firma no apareciera en ninguno de los convenios.

En aquel momento, el aún auditor fue contundente: “Sí es un fraude (…) y es un claro acto de corrupción”. El reportaje señalaba que la Auditoría Superior de la Federación ha presentado por lo menos 15 denuncias ante la Procuraduría General de la República por el desvío de recursos públicos.

¿Por qué es importante recordar este trabajo periodístico ahora? Porque en esta misma semana deberá elegirse al reemplazo de Juan Manuel Portal, quien concluye su periodo al frente de la ASF. Los diputados de siempre, aprovechando la multiplicidad de temas que hay en el espectro noticioso, están a punto de imponer un #AuditorCarnal.

Recordemos que la Auditoría, que pese a ser parte del Congreso goza de autonomía, tiene la función de cuidar que todos los recursos federales asignados en cualquier nivel de gobierno se hayan aplicado correctamente.

La voz del titular de la ASF y su labor como institución forman una pieza fundamental de este rompecabezas –que poco a poco se desarma–llamado democracia mexicana. El nombramiento de un #AuditorCarnal significaría una derrota en la lucha contra la corrupción de este país, otra simulación más por parte del gobierno y las fuerzas políticas en un año en el cual se cansaron de cacarear un Sistema Nacional Anticorrupción que está rodeado de minas que lo vuelven inservible.

De 41 aspirantes inscritos, los diputados, donde el PRI es mayoría, seleccionaron a tres candidatos finales, de donde pretenden que salga el nuevo nombramiento. Su terna, por supuesto, tiene ligas tricolores, que cuando menos pondría en constante cuestionamiento la imparcialidad para fiscalizar al gobierno.

David Colmenares, aunque tiene experiencia en el tema, también es un hombre que trabajó de la mano de José Antonio Meade, el precandidato priista, en el tiempo en que ambos estaban en la Secretaría de Hacienda.

Salim Orcí, también un técnico del tema, fue colaborador de los gobiernos de los expresidentes Miguel de La Madrid y Carlos Salinas de Gortari y personaje cercano a Emilio Gamboa Patrón, líder priista en la Cámara de Senadores.

Y la tercera opción: Ángel Trinidad Zaldivar, excomisionado del IFAI y cercano a Manlio Fabio Beltrones. ¿En serio de entre 41 candidatos estos eran las opciones que mejor garantizarán la independencia de la Auditoría?

No es obvio decir que, aunque si bien la ASF no tiene entre sus facultades las sanciones por desvío de recursos públicos, sino la PGR, su contribución ha sido vital en el combate a la corrupción en México.

El auditor saliente y sus investigaciones han contribuido no sólo a revelar casos como el de la Estafa Maestra, también fue clave en el caso Javier Duarte, en la investigación contra el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, el panista Guillermo Padrés, Andrés Granier e incluso en el escándalo Pemex-Oceanografía. Con estos precedentes no resulta sorpresivo que los partidos políticos no hayan respaldado que el actual auditor se quedara un periodo más. No les conviene.

La sociedad civil ya se ha acercado para dialogar con los diputados, pero como en los casos de la #LeyDeSeguridadInterior o una #FiscalíaQueSirva, los políticos hacen oídos sordos ante el reclamo de instituciones autónomas.

Y es que este nombramiento es tan importante que estamos hablando de una pieza clave que puede durar hasta 16 años en el cargo (porque se puede reelegir una vez), y la elección de un #AuditorCarnal podría quitarnos la oportunidad de tener armas para investigar a funcionarios de los siguientes tres sexenios. ¿Van a seguir sumando el costo político de no escuchar a la sociedad?

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:
Predicar desde el poder
Parar los brincos
Sembrar paz

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.