Las 'fake news' son un ataque a la ciberseguridad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las 'fake news' son un ataque a la ciberseguridad

COMPARTIR

···

Las 'fake news' son un ataque a la ciberseguridad

13/04/2018

Los expertos en infraestructura cibernética dicen que la seguridad tiene que ver con que no haya intromisiones o fugas de información, y es cierto, pero no es todo. El contenido en forma de propaganda también es un riesgo.

Así lo expuse en el foro “Ciberseguridad en las elecciones”, al que asistí esta semana, invitado por The Aspen Institute y la Fundación Miguel Alemán. Las noticias falsas pueden aprovechar las brechas de seguridad para infiltrar datos y códigos, suplantar la identidad o robar información.

Hoy podemos apreciar el desempeño de las “fake news” en el proceso electoral. Vemos el trabajo de una agrupación que bien podría ser Cambridge Analytica, no importa si ese es su nombre, la forma de trabajar es la misma. Les explico.

De un universo de 80 millones de usuarios de redes en México, alrededor de 20 millones son cuentas falsas o duplicadas. Algunas están automatizadas para simular la interacción humana (bots), otros son trolls (gente que se dedica a molestar) y diseminadores de mensaje. Los que las contratan saben que las elecciones todavía están por definirse y que hay un sector por atacar: los indecisos. Ese bombardeo que hoy ven en redes es para ellos. Así que lo que hacen es microtargeting. Marcan a la gente y la llenan de mensajes que les haga tomar una decisión o cambiar de opinión.

Hasta hace poco, solo existían los medios tradicionales; los líderes de opinión emitían el mensaje que llegaba a los receptores, quienes solían compartirlo con su círculo próximo. Pero con los medios sociales esto es muy distinto. No hay una sola pirámide de comunicación, sino varias. Los mensajes son omnidireccionales y omnipresentes.

Los partidos políticos trabajan con operadores de bots y trolls con el fin de polarizar la conversación. Buscan dividir a las comunidades digitales, aislar algunas opiniones para crear efectos emocionales y reacciones que eventualmente podrían traducirse en votos. Por eso, las “fake news” son un factor que debe tomarse en cuenta en ciberseguridad.

Durante el foro nos preguntaron si había un camino para prevenir estos riesgos. Fue una coincidencia que todos los panelistas comentamos que es un trabajo en marcha permanente. La arena digital es el nuevo campo de guerra.

Europa (como nos tiene acostumbrados) está a la vanguardia en ciberseguridad y democracia. Entienden que a quien deben resguardar, antes que nada, es al usuario, al ciudadano de a pie y no a las corporaciones como Facebook, Google y Twitter que ven en nosotros el producto, vendiendo nuestra información al mejor postor.

La preservación y expansión de la vida democrática del país dependerá de la educación digital y la cultura política. Lección que estos últimos días está aprendiendo, por la mala, Mark Zuckerberg en sus comparecencias ante el Congreso.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.