Opinión

Jamón jamón

Carentes de toda posibilidad de comprender la ecuación mexicana no resuelta –consistente en un lentísimo crecimiento de la economía a pesar del fortísimo vigor estadounidense durante el segundo trimestre–, los ciudadanos de este país refieren con frecuencia la urgente necesidad de contar con “héroes” nacionales de carne y hueso: gente que está desempeñando adecuadamente su trabajo a pesar del entorno.

Porque ojo: no son los senadores y diputados, a pesar del intenso y positivo trabajo desempeñado este verano con las leyes secundarias, quienes se convertirán en garantes del nuevo ánimo nacional. No. Se requieren figuras de integridad consistente y desempeño continuo. Yo escucho con frecuencia que hace falta mirar de cerca, al menos en el mundo empresarial, a quienes están haciendo bien las cosas.

Un caso poco celebrado es el de Grupo Kuo, conglomerado encabezado por Juan Marco Gutiérrez, que reportó un crecimiento de 20 por ciento en sus ganancias del segundo trimestre, llevando su indicador EBITDA a más de 53 millones de dólares. Kuo, que vende productos alimentarios, autopartes y productos químicos, dijo que fue la división porcícola la que le elevó el desempeño. Jamón jamón: el negocio de los puercos creció 267 por ciento en utilidades.

Es verdad que hay presiones de demanda en proteínas a nivel global, y que se preveía que otros productos sustitutos (carne de res, huevo), experimentaran aumentos de precios desde finales de la primavera pasada. No obstante, el entorno mexicano es parejo para todos, y el resultado de Kuo no sólo incluyó el éxito de los jamones: las ventas del grupo crecieron 6 por ciento.

La enormidad de las reformas estructurales opaca historias que equilibran la balanza cuando se mira a toda la economía. A Kuo se le escucha poco cuando surgen las especulaciones sobre las firmas que estarán activas en la nueva realidad energética nacional, y el acento suele ponerse en Grupo Alfa o Mexichem. Pero no debe descartársele. Su sola división llamada “Dynasol Elastómetros” es un vibrante negocio en alianza con Repsol YPF que produce hule sintético y tiene capacidad para producir hasta 230 mil toneladas. Otra división del mismo giro, Insa, exporta a 35 países y actualmente construye una planta en China.

¿Héroes nacionales en búsqueda? No busquemos lejos. En Grupo Kuo hay uno, hay miles. Cierto: este agosto amanecimos con datos macroeconómicos que extienden la duda sobre la recuperación nacional; pero en firmas bien conducidas tenemos el ejemplo de que es posible hallar espacios de crecimiento.

Grupo Kuo obtuvo el Premio Nacional de Tecnología 2014 por un insumo para fabricar neumáticos que es sumamente amigable al medio ambiente. Bien.

Twitter: @SOYCarlosMota