Opinión

Jaloneo por el control
de Cruz Azul



“Muchas veces las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan prendidos en ellas, los grandes la rompen”: Anacarsis.

La reinstalación del consejo de administración en la cooperativa La Cruz Azul, como cosa juzgada, en los próximos días podría derivar en el desconocimiento de bancos y proveedores de las firmas de Guillermo Billy Álvarez Cuevas y otros ejecutivos de la tercera cementera del país.

El tema no es menor, porque el jaloneo por el control de Cruz Azul ocasionaría una crisis de liquidez en una empresa de la que dependen al menos las familias de 3 mil cooperativistas, aunque agregando los empleos indirectos que genera la cementera el impacto podría llegar a unas 25 mil familias.

Como es público, una orden del juez Sexto de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, Enrique González Meyemberg, acabó en días pasados con una historia de cuatro años de litigios.

El corolario fue una orden judicial para restablecer como presidente de la cementera a Armando Valverde, así como reinstalar en sus posiciones a otros cuatro altos miembros de esa cooperativa, entre ellos a Alfredo Álvarez Cuevas.

Empero, Valverde fue detenido al tratar de cumplimentar ese mandato de ley y actualmente está en el Reclusorio Oriente de la capital, al parecer por falsedad de declaraciones.

Billy Álvarez ha decidido desacatar un mandato judicial, lo que sin duda traerá consecuencias dentro y fuera de la cementera.

Como recordará, el pleito inició cuando se les pidió a Billy Álvarez, Victor Garcés, Raúl Enriquez y Antonio Marín, cuentas claras sobre la gestión de la cementera que estaría acompañada de sendas auditorias. No les gusto, y se prefirió entrar en una serie de litigios que le han costado a Cruz Azul la friolera de mil 300 millones de pesos.

Y bueno, si bien al interior de la cooperativa priva la incertidumbre, ahora se habla de convocar a una nueva asamblea para tratar de dar cumplimiento a la resolución judicial, y expulsar al consejo que impuso Billy Álvarez.

Lo lamentable es que mientras suben de tono los dimes y diretes por el control de Cruz Azul, la cementera se rezaga de un ambiente de creciente competencia en el sector, y ya ni hablar del equipo de futbol.

LA RUTA DEL DINERO

Luego del anuncio que hizo América Móvil -a unas horas que se votaran en San Lázaro las leyes secundarias en telecomunicaciones- sobre la desincorporación de parte de sus activos para eludir la declaración de preponderancia, se han comenzado a levantar las cejas en el gobierno y en la industria.

Y es que la información revelada ayer por EL FINANCIERO, sobre que AT&T sería el misterioso comprador, nos pone en la antesala de una gran simulación.

Llama la atención que tras una sociedad de 20 años, apenas hace tres semanas AT&T vendió al propio Carlos Slim Helú su participación en América Móvil.

Con ello se pretendería hacerla pasar por una empresa independiente, pero en el fondo encubriría un acuerdo entre dos viejos socios a fin de mantener el poder y el control sobre el mercado de telefonía fija y móvil en México.

O es una gran casualidad o es una burda maniobra, pero de que suena raro, suena.

De confirmarse el plan en cuestión, será muy alto el reto para el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de Gabriel Contreras, que tendrá que observar con lupa la peculiar operación.

Pero peor aún, el acuerdo echaría por tierra que la auto desincorporación de América Móvil es el primer logro de la reforma de telecomunicaciones, y debe verse como el primer gran intento de sacarle la vuelta a la nueva ley.

En otras palabras, una burla al Estado mexicano, y peor aún, a los consumidores.

Nada, que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de Gerardo Ruíz Esparza alista una revisión a los 31 permisionarios autorizados para la fabricación de placas metálicas y calcomanías de identificación vehicular, mercado compuesto por un parque de poco más de 30 millones de automóviles, y en el cual se han detectado empresas que se han visto envueltas en señalamientos como no acatar inhabilitaciones dictadas por la Secretaría de la Función Pública, que lleva Julián Olivas. Una de ellas es Troquelados e Impresos, firma que tiene varios expedientes ante el SAT de Aristóteles Núñez, como son la inconsistencia en sus declaraciones. Otro señalamiento que invitan a su revisión es que no cumple con la normatividad que exige la producción de placas y el subcontratar la manufactura del producto con otras firmas que no alcanzan los estándares que exige la NOM-001-SCT-2-2000, acciones que ya también vigilan los gobernadores de las 31 entidades y el Distrito Federal, ya que son ellos quienes licitan de manera más frecuente las placas y hologramas vehiculares.

Aunque sin duda Miguel Alemán Magnani, de la mano de TMM de José Serrano Segovia figuran entre los principales interesados por quedarse con los activos que mantiene Oceanografía, otro tirador no menor es Seadrill que tiene como cabildero a David Martínez, por lo que no será una puja sencilla, ya que se dice que Pemex de Emilio Lozoya Austin emitirá una opinión que deberá escuchar el juez del proceso concursal Felipe Consuelo Soto, y por supuesto Hacienda al mando de Luis Videgaray Caso, y el SEA que dirige Héctor Orozco.

Nada, que la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, propuso a empresarios del ramo turístico del estado de Sonora analizar mecanismos para impulsar la conectividad aérea y terrestre, así como la promoción de Puerto Peñasco, con el propósito de reactivar el flujo de visitantes y dar mayor uso a la infraestructura turística. La funcionaria estuvo con empresarios del sector en una reunión donde participó el gobernador Guillermo Padrés Elías.


En un evento que habla de que existen dependencias donde se predica con el ejemplo, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, entregó a la Cruz Roja Mexicana, a nombre de los trabajadores de la dependencia, un millón 339 mil 193 pesos, donativo que se recaudó para la campaña 2014 de esa noble institución.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com