Opinión

Irreversible, el apagón analógico

1
   

    

Diputados

El apagón analógico concluirá el 31 de diciembre de este año y llegará a una cobertura del 90 por ciento de la población, lo que significa que tanto el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que preside Gabriel Contreras Saldívar, como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), con Gerardo Ruiz Esparza al frente, cumplieron con creces el mandato constitucional.

Por fortuna, ya es irreversible tal medida merced a que las autoridades involucradas en el tema están haciendo la tarea. La SCT desplegando el mayor esfuerzo logístico emprendido en los últimos lustros, por el gobierno federal. Para cumplir con el reto, en los últimos días se hace entrega de, en promedio, 55 mil pantallas diarias a la población beneficiada que vive, muchas de ellas en zonas remotas, en tanto que el IFT busca alinear a los medios de comunicación electrónicos al cambio tecnológico que señala la Reforma. Hecho que se refleja ya en que el 84 por ciento de la población recibe señal digital. A la fecha en el 57 por ciento del territorio nacional ya se realizó el apagón analógico.

Por supuesto la SEDESOL terminó los padrones de beneficiarios en tiempo y forma con criterios donde se privilegió el rezago
social.

El haber dado marcha atrás a la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) hubiera generado incertidumbre en los mercados, pero sobre todo se hubiera impedido la utilización inmediata de la banda de 700 MHZ. Además de que hubiera sido desfavorable para la próxima licitación del canal de televisión abierta. Y por, si fuera poco, se afectarían los acuerdos alcanzados en la materia con el órgano regulador de Estados Unidos.

Lo relevante es que la transición es sólo una parte de la Reforma en Telecomunicaciones que, en un periodo, desde julio 2014, ha mostrado indicadores que son contundentes respecto a las ventajas que trajo este ordenamiento estructural.

Durante una reunión de trabajo de la Comisión de Radio y Televisión, que encabeza la diputada del PVEM, Lía Limón García, con los consejeros del IFT y la subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe Bernal, se esclarecieron diversos aspectos que en voz de los legisladores requerían las explicaciones pertinentes.

Con conocimiento del tema y con un discurso claro y muy eficaz para comunicar, la funcionaria de SCT aportó una serie de datos duros que muestran el impacto que ha mostrado la Reforma de Telecomunicaciones en la economía: ha contribuido a tener la inflación más baja desde 1969; las tarifas de larga distancia nacional, internacional y móvil, han ido a la baja a favor de todos los usuarios del país; desde que se implementó se han invertido más de 9 mil millones de dólares en el sector. De hecho entre el 2012 y el 2014 el sector de telecomunicaciones creció el doble que la economía en su conjunto.

La liberación del espectro de la banda 700 MHZ está logrando un avance cualitativo de la calidad de vida y apuntalamiento de los derechos humanos. De este tamaño es el peso que trajo la Reforma. El acceso libre y gratuito al Internet, el derecho a la información, a la libertad de expresión y el derecho a las nuevas tecnologías son sólo
algunas de las premisas que apuntalan tal aseveración.

Uno de los cuestionamientos más insistentes de los diputados fue sobre por qué no se entregaron decodificadores en lugar de pantallas, ya que además de ser más baratos, se pueden entregar más rápidamente, a lo que subsecretaria Mónica Aspe respondió que el ahorro energético que se logrará con el uso de las pantallas es de 30 mil millones de pesos, lo que representa que con este ahorro se paga la compra de esas pantallas, además de que la imagen no se degrada como sucede con los decodificadores.

En cuanto a los desechos de aparatos televisivos, se aclaró que hay dispuestos centros de acopio y que en los próximos días se dará a conocer a los ganadores de la licitación que procesarán esta basura para evitar daños al medio ambiente.

La Reforma en Telecomunicaciones posibilita el acceso hacia una sociedad digital y es en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto que se avanza en esa dirección. Somos testigos de cómo los poderes Ejecutivo y Legislativo caminan juntos hacia la implementación completa de este objetivo.

Desindexación. Con la aprobación del dictamen con proyecto de decreto para la desindexación del salario mínimo se sientan las bases para desvincularlo como unidad de medida y actualización para multas y tarifas de trámites. El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, señaló que el incremento del salario no será automático, pero se quitan las ataduras para que se dé un crecimiento del poder adquisitivo. Y se empiece a construir una nueva política de redistribución del ingreso nacional.

Por su parte, el líder de la bancada perredista, Francisco Martínez Neri, expuso que los beneficios tardarán, sin embargo se abre la discusión para lograr el incremento del salario, el cual se prevé se dé a partir de 2017. Aclaró que su bancada presentó una iniciativa con el fin de instaurar un Instituto autónomo, a cargo de investigadores y expertos en el tema, sin injerencia del gobierno federal, al dejar de funcionar la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

También te puede interesar:

AMLO fuera de los 'spots' oficiales

Presupuesto de egresos garantiza desarrollo y paz social

Conformada la mayoría para la aprobación del presupuesto