Opinión

¿Invertir hoy en oro?

 
1
 

 

oro

Por Federico Rubli Kaiser.

El autor es presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

Muchos recordamos a nuestros abuelos o padres atesorar “centenarios” en una caja fuerte o en el cajón de un armario, ya que nos decían que era la mejor protección contra crisis financieras y/o la inflación. Hoy día esta es una imagen “romántica”, no porque el oro no pueda ser una buena opción para protegerse contra las crisis, sino porque los mercados financieros, incluidos los de los commodities a los cuales pertenece el oro, se han tornado más sofisticados, muy impredecibles y más volátiles. Reaccionan hoy día a una serie de datos informativos más amplia que en el pasado, misma que enriquece las expectativas de los inversionistas. Desde luego hoy día el inversionista ya no tiene que guardar centenarios o lingotes, existen instrumentos financieros “sintéticos”, las llamadas opciones y por supuesto, desde hace muchas décadas los forwards y futuros que no requieren manejo físico de las mercancías.

Como en cualquier mercado, la ganancia o pérdida de la inversión depende del momento de “entrada” (compra) y del momento de “salida” (venta) del mercado. Algunos datos resultan ilustrativos. Por ejemplo, cuando el precio del oro alcanzó el inimaginable nivel de 800 dólares la onza en 1980, quién compró oro en 1975 a 160 dólares y tuvo el atino de vender a 800, realizó una ganancia de 400 por ciento en 5 años.

Pero si alguien en 1980 entró al mercado a 800 con la expectativa de que la tendencia alcista continuaría en 1985 y podría realizar una ganancia extraordinaria, se habría decepcionado pues el precio en 1985 fue de 317 dólares. De hecho el precio se mantuvo muy estable por 20 años. Es decir, de 1985 a 2005 el oro fue una mala estrategia de inversión.

Pero con la gran crisis financiera de 2009, el oro se convirtió en un buen depósito de valor, y la demanda presionó su precio hasta alcanzar más de 1,800 dólares al fin de 2011. Una vez más, quien compró oro a 970 dólares en 2009 y lo vendió en el pico a 1,800 en 2011, duplicó su inversión en 2 años. Pero desde ese pico hasta hoy día, el oro se cotiza cerca de 1,220 dólares.

¿Cómo se ve la perspectiva del oro para 2016? Los “expertos” (si es que los hay, porque el dicho dice que no hay expertos, sino que hay especuladores audaces), piensan que el precio difícilmente aumentaría de manera espectacular. Andará rondando entre 1,150 y 1,250 dólares.

Hacia el mediano plazo se podría esperar que en la medida que se estabilice la economía mundial, el precio del oro vuelva a un nivel más acorde con la tendencia histórica antes de la crisis de 2009, es decir, cerca de 850 dólares. Parecería que el oro no luce como una opción espectacular de inversión, pero recuerde que yo no soy experto y peor aún, no soy especulador audaz.

Veamos ahora la última encuesta de expectativas macroeconómicas del IMEF: el PIB esperado para 2016 es 2.3 por ciento y para 2017 2.9 por ciento.

Fuente: Encuesta Mensual de Expectativas IMEF, 14 de abril de 2016; expectativas medidas por la mediana de cada variable.

También te puede interesar:

El peso de los costos

Prudencia fiscal y estrategia cambiaria

Los vientos de 2016