Opinión

Interesa a IMP aguas profundas

22 octubre 2013 5:2

En la antesala del debate de la Reforma Energética vuelve a surgir el tema de aguas profundas.
 
Como es público, ayer el gobierno de Dilma Ruosseff en Brasil concluyó la subasta para la concesión del yacimiento petrolero en aguas profundas Campo de Libra, que cuando entre en operación se estima producirá 1.4 millones de barriles diarios de crudo.
 
La mecánica de la subasta es que Petrobras quede con 40 por ciento del proyecto, por lo que para su explotación integral irá de la mano de las petroleras China National Corporation (CNPC), China National Offshore Oil Corporation (CNOOC), Total de Francia y Shell de Holanda.
 
Es decir, son proyectos de tal magnitud que se deben compartir riesgos, además de tecnología.
 
Ahí queda el dato para lo que podría hacer México, y por lo pronto le comento que el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) que dirige el doctor Vinicio Suro Pérez, desarrolla metodología para la explotación de hidrocarburos en aguas profundas, con el objetivo de identificar la mejor solución técnica-económica para Petróleos Mexicanos (Pemex).
 
La idea del IMP es optimización el tiempo para generar perfiles de producción y evaluar estrategias de explotación de manera probabilista.
 
El estudio en cuestión es una investigación que dirige el doctor Efraín Rodríguez Sánchez y en el que participan especialistas de los programas de Explotación de Campos en Aguas Profundas y de Aseguramiento de la Producción de Hidrocarburos, así como de la Coordinación Tecnológica de Ingeniería de Yacimientos del IMP y la participación de pares técnicos de Petróleos Mexicanos.
 
Esta metodología para la generación optimizada de perfiles de producción está fundamentada en el diseño de experimentos y superficies de respuesta, alineada con los requerimientos de análisis probabilista que establece la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y el documento rector de Pemex Exploración y Producción (PEP) para la dictaminación de proyectos de explotación.
 
Como le digo, por su costo no se puede improvisar en el desarrollo de ese tipo de yacimientos, de ahí que mientras se decide en el Congreso los alcances de la Reforma Energética la estrategia del IMP es hacer proyecciones confiables de los perfiles de producción para evaluar los ingresos por concepto de venta de hidrocarburos para todas las opciones de explotación técnicamente factibles.
 
Posteriormente, el siguiente paso es establecer la rentabilidad considerando la inversión requerida en infraestructura y pozos, y finalmente se realiza una jerarquización de opciones de explotación, considerando el aspecto económico y una evaluación cualitativa del riesgo.
 
Como sea, ya se hace algo en espera de los cambios constitucionales.
 
La ruta del dinero
 
En más de la Reforma Energética le comento que en Guadalajara en el Foro de Negocios que cada año organiza el empresario Miguel Alemán Velasco hubo varias mesas de debate sobre el particular, y entre las conclusiones destaca la recomendación a los legisladores que México no debe tener miedo a temas tabús que podrían traer flujos de inversión extranjera jamás vistos por nuestra economía, con todo y la apertura comercial…
 
 
Atacando el nicho tradicional de los bancos globales una entidad que crece su derrama crediticia entre importadores y exportadores es Banco Monex de Héctor Lagos Dondé. Le puedo decir que sin hacer mucho ruido tiene un papel muy activo con las armadoras de automóviles de capital japonés que están consolidando su liderazgo, como es el caso de Nissan. El enlace y asesoría se realiza desde las oficinas de Monex en Tokio y Aguascalientes, con muy buenos resultados. Como sabe, dicha entidad tiene desde que era sólo casa de cambio tiene su foco entre empresas y corporativos, y recientemente para resaltar la ampliación de sus servicios a la parte de inversiones acaba de lanzar una campaña de promoción denominada “Trabajamos para que tu dinero trabaje”.
 
 
rogeliovarela@hotmail.com