EF RADAR
Opinión

¡Instituto Nacional del Emprendedor habemus!


 
La piedra angular para consolidar el 'ecosistema emprendedor' fue creada por decreto presidencial el viernes pasado. Hoy ya respira el Instituto Nacional del Emprendedor.
 
Dícese 'ecosistema emprendedor' a esa gama de instituciones e instancias tanto del sector público como del sector privado y social (por supuesto académico) que tienen que ver, que encuentran algún punto de coincidencia en el apoyo de la inquietud emprendedora del ciudadano o grupo de ciudadanos.
 
En 30 días naturales, como máximo, serán dadas a conocer las disposiciones que regulen el funcionamiento del organismo desconcentrado del gobierno federal.
 
Para esas alturas de febrero serán dadas a conocer las nuevas disposiciones de operación del Fondo Pyme, el cajón de apoyo del INE hacia el complejo emprendedor mexicano.
 
El presidente del INE es, desde este martes, Enrique Jacob Rocha, y las responsabilidades que se le han confiado a la Subsecretaría para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa pasan a partir de hoy al Instituto.
 
El presidente del INE es posición definida por el presidente de México.
 
En el decreto, que le asigna al Instituto 34 atribuciones, se habla de 3 instancias del INE para su adecuado funcionamiento:
 
1) Observatorio Nacional del Emprendedor, "para dar seguimiento y obtener datos, análisis, estudios, estadísticas, casos de éxito, modelos replicables y otra información de utilidad para la generación, actualización y toma de decisiones en la instrumentación de las políticas públicas a favor de los emprendedores y de las micro, pequeñas y medianas empresas del país, observando las disposiciones legales en materia de información estadística".
 
2) Red Nacional de Emprendedores, "para lograr una adecuada y eficiente coordinación con todos los participantes en la ejecución de políticas de apoyo a los emprendedores y a las micro, pequeñas y medianas empresas, y con las redes internacionales de emprendedores, para generar y aprovechar las oportunidades que surjan tanto en el ámbito nacional como en el internacional".
 
Esta red será la que propicie una vinculación entre las partes del ecosistema emprendedor mexicano e incluso con otros ecosistemas semejantes en otras partes del mundo.
 
Esta instancia será la que permita que emprendedores, academia, incubadoras, aceleradoras, investigadores, sociedad civil, organismos empresariales, empresarios (por supuesto) y la función pública en sus ámbitos de responsabilidad se relacionen y coordinen entre sí.
 
El INE será un organismo que nazca con un coordinador general de Planeación Estratégica, Evaluación y Seguimiento, y 5 directores generales, a saber: un director general de Programas de Sectores Estratégicos y Desarrollo Regional, un director general de Programas de Desarrollo Empresarial, un director general de Programas de Emprendedores y Financiamiento, un director general de Programas para Mipymes, y un director general de Programas de Defensa para Pymes y Emprendedores, así como con el personal que se determine en su estructura orgánica, los cuales tendrán las funciones que se establezcan en el Manual de Organización.
 
3) Consejo Consultivo. Universo Pyme puede mencionarle que será integrado por el secretario, quien lo presidirá; el subsecretario de Competitividad y Normatividad; el subsecretario de Industria y Comercio; el subsecretario de Comercio Exterior; el oficial mayor, y el jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos, quienes tendrán derecho de voz y voto.
 
El Consejo Consultivo contará con un Secretariado Técnico, el cual estará a cargo del presidente del Instituto.
 
El Consejo tendrá como invitados a un representante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, uno más de la Secretaría de Turismo, otro de ProMéxico, y uno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.
 
Asimismo, el presidente del Consejo podrá invitar a representantes de los sectores privado y académico, así como a un representante de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico. Los invitados tendrán sólo derecho de voz.
 
El secretario emitirá los lineamientos que regulen el funcionamiento del Consejo.
 
Se trata de un organismo que colocará las piezas de la política pública y los instrumentos de apoyo donde se cree que deben ser colocadas para que este ecosistema sea capaz de ofrecer los frutos que de él se esperan.
 
El INE será parte importante del sistema circulatorio del Plan Nacional de Desarrollo Innovador, en la medida en que deberá disponer de las piezas necesarias en el orden necesario para que este desarrollo nacional se cumpla con el distintivo de ser un desarrollo innovador, que no es, ciertamente, 'enchílame esta gorda'.
 
De primera instancia se antoja que el INE será el responsable de hacer posible que el Sistema Educativo Nacional (desde preescolar hasta profesional y posgrado) tenga un distintivo bien localizado en el logro de la cultura de innovación.
 
La innovación no es una característica 'de última milla', sino una cultura, una forma de pensar que se tiene que inculcar desde temprana edad, con metodologías específicas.
 
Bien se trate de un egresado o de un estudiante o de un ciudadano que tiene la idea de hacer nacer una empresa y en ella fincar su desarrollo futuro.
 
Digamos, para hacer una comparación: el Instituto Nacional del Emprendedor vendría siendo la capital de los esfuerzos emprendedores. Esta instancia, que tendrá vida real y concreta a partir del mes entrante y que habrá de despachar desde las instalaciones de la Secretaría de Economía, concentrará los apoyos y políticas públicas vinculadas a las micro, pequeñas y medianas empresas y los emprendedores.
 
Para muchos, todos los ahora exsubsecretarios Pymes, es el paso ideal.
 
direccion@universopyme.com.mx