Opinión

Insatisfechos

 
1
  

  

Cobertura presidenciables en medios. (Especial)

Un amplio sentimiento de insatisfacción predomina entre la sociedad mexicana. Para ponerle números, 25 por ciento de los mexicanos adultos dice estar satisfecho con la manera en que marchan las cosas en el país actualmente, mientras que 75 por ciento dice estar insatisfecho. Así lo indica la encuesta nacional de EL FINANCIERO realizada en junio, después de las elecciones. Pero la encuesta nacional de febrero también arrojaba los mismos datos. Así que ni las campañas, ni los eventos, ni las noticias, ni cualquier información adicional que haya tenido lugar entre febrero y junio cambiaron este sentimiento de insatisfacción ciudadana. Ya venía desde antes.

Las razones de la insatisfacción pueden ser múltiples, pero cualesquiera que sean, todas y cada una contribuyen a un escenario en el que el sentir nacional luce sombrío. La insatisfacción refleja expectativas no cumplidas, percepciones de resultados insuficientes, un pesimismo más o menos generalizado. Tres de cada cuatro mexicanos evalúan mal la economía; cuatro de cada cinco evalúan mal la seguridad pública; y a seis de cada diez les resulta muy importante el tema de la corrupción que se ha venido instalando en la agenda pública. Usted súmele otros temas.

La marcada estabilidad de la insatisfacción a lo largo de los últimos meses indica que no es fácil cambiar el estado de ánimo en el país. Los mexicanos desairados parecen tener la necesidad, la urgencia, de creer en algo. Las opciones políticas, sin embargo, no los unifican; por el contrario, los diferencian. El porcentaje de satisfechos es muy parecido a la intención de voto con la que cuenta actualmente el partido gobernante a nivel nacional. Pero la insatisfacción es mucho más grande que las oposiciones por separado. Así, la insatisfacción es común, pero los insatisfechos no comparten colores ni preferencias partidarias, mucho menos entusiasmo por los mismos presidenciables.

La insatisfacción también luce diferenciada por la demografía: los más insatisfechos son los jóvenes. Esto sugiere que las nuevas generaciones de mexicanos son exigentes. Por ello es importante saber cuáles son sus expectativas y cuáles sus motivos de molestia. ¿Están insatisfechos por lo que ven hoy o por lo que esperan del futuro? Para saberlo, habrá que preguntar en una encuesta a los jóvenes si están de acuerdo o en desacuerdo en que 'lo mejor está por venir'. Y de paso, preguntarles si creen que las cosas eran mejor antes. Pero, sobre todo, preguntarles si creen poder contribuir para mejorar las cosas. Esto nos daría una idea de hasta qué grado los insatisfechos son pasivos o creen que pueden hacer algo que remedie su frustración.

Observar a través de las encuestas que hay una gran mayoría de insatisfechos deja registro de cómo se siente la sociedad mexicana en estos momentos. Es un dato para los periodistas y los estrategas de comunicación hoy, pero para los historiadores mañana. Desagregar la insatisfacción por subgrupos socioeconómicos nos dice también que los más insatisfechos en México no están en la parte baja de la pirámide. La clase media se dice más insatisfecha que las clases populares; los que tienen estudios universitarios también expresan mayor insatisfacción que los que tienen menores niveles de escolaridad; y los mexicanos que habitan en las ciudades se dicen más insatisfechos que quienes viven en el campo. Cierto, el grado de insatisfacción es notable independientemente de las fronteras de clase, educación y tipo de localidad, pero es más marcada entre los que están en los segmentos medios y medio-alto en estas medidas de estatus, que entre los bajos.

Ante una sociedad insatisfecha, puede resultar inevitable estar expuestos a un discurso público de insatisfacción, tanto entre los líderes políticos como en los medios de comunicación. Se antoja como el tono esperado en los meses que vienen y por lo menos hasta 2018. Las encuestas harían una gran labor ayudándonos a entender cada vez mejor este sentimiento colectivo pero diferenciado, el de los insatisfechos.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:
Relevo tricolor
Tonalidades de azul
Rebasando por la izquierda