Opinión

Ingenieros para mejorar el clima

 
1
 

 

Tierra árida por falta de lluvias. (Cuartoscuro/Archivo)

Las pláticas sobre el cambio climático - no acciones inmediatas-, que se llevaron a cabo en París, entre políticos y burócratas a finales de 2015, sólo generaron un Acuerdo. El problema es que todas las promesas que hicieron no se han convertido en acciones inmediatas. Lo cual no sucederá hasta 2020.

Alguna vez llegué a decir que había una relación (casi directamente proporcional), entre el crecimiento industrial de un país, por ejemplo México con su grave atraso industrial y la generación y mayor crecimiento de la contaminación del medio ambiente. Sin embargo, desde 2007 el crecimiento de la economía de EU ha sido alrededor del 10 por ciento, mientras que el consumo primario de combustibles cayó el 2.4 por ciento, en el mismo periodo.

Ahora es posible imaginar que una economía puede desarrollarse, al mismo tiempo que la producción y el consumo de la energía de los combustibles fósiles pueden reducirse. The Internacional Energy Agency anunció que la energía eléctrica producida por medios renovables está creciendo de tal manera que para el año 2030 rebasará la energía producida por los combustibles fósiles.

Sin embargo, por varias razones, los acuerdos internacionales entre los políticos no siempre se convierten en realizaciones efectivas e inmediatas. Muy pocos políticos son ingenieros. Además, los políticos tarde o temprano perderán sus “huesos” y vendrán otros con muy poca idea sobre el cambio climático. En el gobierno de la Ciudad de México se improvisan burócratas para ubicarlos por dedazo en áreas ecológicas.

Otra mala noticia: habrán de pasar varios años para cumplir las metas establecidas en París si no hay consideraciones técnicas, esto es, se necesitan ingenieros climáticos o geoingenieros que consideren opciones para manejar el cambio climático no a través de la reducción de combustibles fósiles, sino con el diseño, construcción e instalación de estructuras que pongan atención en los orígenes indirectos de los problema. “The Solar Radiation Management” se encaminará hacia las “tecnologías de la modificación del albedo”, por ejemplo: la refracción de las luces incidentales del sol serán remitidas por una estructura reflejante desviando la luz del sol de la Tierra.

La respuesta es la de diseñar mecanismos por medio de los cuales pueda desviarse una gran cantidad de energía solar y regresarla al espacio e inhibir su efecto en la generación de gases de invernadero en la Tierra.

Twitter:@Salvador G. Lignan

También te puede interesar:

Planear la resiliencia al clima en las ciudades

El cambio climático no es una moda pasajera

Contaminación subestimada del nuevo aeropuerto